Debido a la confirmación de varios casos en distintos pabellones del Penal de Miraflores, las autoridades del Servicio Penitenciario Provincial (SPP) restringieron las visitas a los internos para minimizar los riesgos de contagios.

 Se informó, que desde el lunes se dispuso que una sola persona mayor de edad, por interno, pueda ingresar a las instalaciones del Penal para realizar visitas.

Fueron suspendidos también los ingresos de personas ajenas al Servicio, que tenían acceso para tareas recreativas. Se supo que las visitas íntimas quedaron suspendidas hasta nuevo aviso, y que de acuerdo a la evolución de la situación epidemiológica y las disposiciones a nivel provincial adoptadas por el Poder Ejecutivo, se irán modificando las restricciones en el Servicio.