Fue la noche del sábado, último día del Septenario en honor de la Virgen del Valle, y se rogó especialmente por los hermanos fallecidos por el Covid 19.

Fue la noche del sábado, último día del Septenario en honor de la Virgen del Valle, cuando rindieron su homenaje las familias, la Pastoral Familiar, Movimiento Familiar Cristiano, Grávida, Renacer y Familiares de Víctimas de Accidentes de Tránsito Catamarca (Faviatca). Y se rogó especialmente por los hermanos fallecidos por el Covid 19.

La celebración fue presidida por Mons. Luis Urbanc, y concelebrada por el Delegado de la Pastoral Familiar, Pbro. Marcelo Amaya; el rector del rector del Santuario mariano, Pbro. Gustavo Flores, entre otros, en el Paseo de la Fe.
En parte de su mensaje, Mons. Urbanc se refirió al X Encuentro Mundial de las Familias, que se celebrará en Roma del 22 al 26 de junio de este año, comentando que estos eventos fueron “iniciados por san Juan Pablo II en 1994, año que había sido declarado como ‘Año Internacional de la Familia’ por las Naciones Unidas. El Papa Wojtyla quiso que se celebrara también en la Iglesia un ‘Año de la Familia’, y así fue como vino a la luz el primer Encuentro”.

“El tema del X Encuentro es ‘El amor familiar: vocación y camino de santidad’. Es de notar que el Papa Francisco sugirió un evento ‘multicéntrico’, al que se podrán sumar todas las diócesis que lo deseen. Evidentemente, Roma será el foco de atención en torno al cual girarán las demás iniciativas locales”, afirmó, detallando que “se ha propuesto, como preparación del Encuentro, 7 catequesis y 7 testimonios en vídeo que cuentan historias de fe, heridas, perdón y recomienzo”.

Asimismo, señaló que “tanto en nuestra diócesis, como en las 10 restantes de la región NOA se destinarán 5 viernes, previos al Encuentro, para profundizar los contenidos de las catequesis propuestas. Todos están invitados a participar virtual o presencialmente”.

Luego de reflexionar sobre la Palabra de Dios proclamada, pidió a la Madre del Valle, por el X Encuentro Mundial de Familias, para “que lo podamos realizar con mucho interés en nuestra Diócesis. Que los esposos busquen en tu esponsalidad, vivida al lado de José, el modelo de su diario empeño de amarse, de dialogar, de perdonarse y de soñar juntos su camino hacia Dios que los llama a ser santos como Él. Que los padres y las madres jamás piensen que son dueños de sus hijos, por el contrario, que, con humildad y gratitud, se alegren de ser sus educadores y cuidadores, marcándoles el camino que los regrese a Dios fuente del amor y la vida”.

Durante la ceremonia, el obispo bendijo a las embarazadas, y luego, ante la imagen de Nuestra Madre del Valle, rezó la oración del X Encuentro Mundial de las Familias.

Serenata a la Virgen

Una vez finalizada la celebración eucarística, se realizó la Serenata a la Virgen, como tributo de los artistas del medio, dando la bienvenida al día de la Madre Morena.
Tanto la ceremonia litúrgica como el acto cultural fueron transmitido a través de las redes sociales, llegando de esta manera a muchos hogares.