En Salta, Viviana Fernández y Javier Eduardo Navarreta recibieron una pena de 3 años de prisión condicional con inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos.

Dos de los tres ex gerentes del PAMI de Salta investigados por cobrar el IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) fueron condenados por el delito de defraudación a la Administración Pública.

Por este hecho, el 19 de noviembre de 2020, el fiscal federal Ricardo Toranzos, del Área de Casos Complejos de la Unidad Fiscal Salta, formalizó la imputación penal contra los entonces gerentes de las agencias del PAMI, dos de los cuales fueron luego despedidos por dicho organismo, mientras que el tercero renunció.

Toranzos “calificó como ilegal e inmoral la conducta de los acusados, teniendo en cuenta, además, que trabajaban en un área de la repartición pública destinada a brindar asistencia a personas mayores, como sucede con el PAMI”.

El Tribunal Oral Federal N°1 de Salta condenó a 3 años de prisión condicional con inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos a Viviana Fernández, ex gerenta del PAMI en la sucursal de Orán; y a Javier Eduardo Navarreta, ex gerente del PAMI, en Embarcación.

La ex gerenta del organismo en El Carril, Emilia Juárez, fue absuelta por la duda. Esta absolución será apelada por el fiscal Toranzos.

Viviana Fernández, en su declaración, sostuvo que cuando asumió en el PAMI no tenía legajo ni acceso al sistema. Admitió que cobró el primer sueldo el 29 de abril de 2020 e indicó que debía destinar el 20% de la totalidad del mismo a Marcos Vera, referente de La Cámpora provincial.

Ese 20% del sueldo se entregaba a través de la ex funcionaria Verónica Molina e iba destinado justamente como aporte a la organización kirchnerista.

En cuanto al IFE aseguró que no lo gestionó y que el beneficio lo recibió de manera automática. Afirmó que habló con Vera para devolver ese dinero, pero que el entonces funcionario de Anses le dijo que “ya no era posible”, por lo que decidió donarlo a una familia de escasos recursos que lo había solicitado, pero que no había sido beneficiada.

La ex gerenta del Pami en El Carril, Emilia Juárez, dijo que la designación fue para su hija militante de La Cámpora desde el 2016, pero como era estudiante de abogacía, no podía asumir y se lo ofreció a ella.

Dijo que, a partir del escándalo por el cobro del IFE, que llegó de manera automática, fue citada por Verónica Molina y Marcos Vera, pidiéndole la renuncia. Y agregó que le retenían el 20% del sueldo todos los meses.

Juárez sostuvo que se negó a presentar la renuncia y que en diciembre “le llegó la carta documento” mediante la cual la despedían.

Fuente / Cadena 3