Martín Guzmán, ministro de Economía de la Nación Argentina.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, dijo anoche que “sirvió muchísimo pero no es el momento” de una nueva entrega del Ingreso Familiar de Emergencia.

“El protegió a gente que estaba en una situación muy dura. Generó un efecto real en la economía. Implicó un esfuerzo importantísimo. Las medidas de protección social van evolucionando. Hoy no es el momento de un IFE 4, porque hay que mantener ciertos equilibrios para también proteger a la actividad, proteger a la gente, a todo el país”, dijo Guzmán.

Explicó que se van “manejando los tiempos y no es el momento de eso”, mientras que agregó que “hay una situación muy dura, pero hay equilibrios muy delicados que mantener para que haya estabilidad en Argentina”.

“Por ahora no habrá IFE 4 -agregó-, pero nos guardamos flexibilidad igualmente por si la pandemia pega la vuelta como pasó en Europa”, dijo Guzmán en declaraciones a formuladas a la señal de cable C5N.

El funcionario explicó que irán reemplazando estos subsidios con otras medidas.

“Iremos expandiendo programas existentes, como el Potenciar Trabajo, y las asistencias directas, como la Asignación Universal por Hijo (AUH). Buscamos focalizar ayuda en los sectores que más lo necesitan”, señaló.

No obstante, el ministro dijo que, en lo que queda del año, “la ayuda está aumentando”.

“En lugar de hacerlo en forma de IFE, lo hacemos vía otros programas más focalizados en los que más lo necesitan”, indicó.

Dijo comprender que todos lo que recibían el IFE están “en una situación dura, pero, al mismo tiempo, hay un conjunto de políticas que buscan reactivar la producción y el empleo”.

“Estamos parados en un lugar que nos permite tener una perspectiva positiva hacia adelante. Se han logrado avances muy importantes para poder avanzar en el camino de la recuperación”, detalló el funcionario.

Por último, precisó: “Recordemos de dónde venimos, en el año 2018, dos años después de que Argentina hubiese regresado a los mercados de crédito internacional. El país empezó a endeudarse, en el 2018 el mundo dijo ‘basta’ y ahí se recurrió inmediatamente al FMI”.