Lo integran representantes del ministerio de Salud de la Nación, PAMI y la Secretaría de Comercio. Se definió esta mañana con el objetivo de frenar los exorbitantes y constantes aumentos en el precio de remedios.

El jefe de Gabinete Juan Manzur encabezó hoy, en el salón Eva Perón de la Casa Rosada, la tercera reunión del Gabinete Nacional que se realizó desde que asumió en su cargo el 20 de septiembre, la última antes de las elecciones legislativas del próximo 14 de noviembre. El encuentro, que arrancó pasada las 7.30 y se extendió hasta las 10.05. Cada uno de los 17 ministros presentes hizo una exposición de lo que ocurre en sus respectivas carteras. También hablaron de qué acciones hará cada uno con el objetivo de mejorar la performance electoral.

“Venimos trabajando como nos dijo el Presidente en dejar todo en la cancha, trasladándolo a los términos futbolísticos, en caminar junto a nuestros candidatos porque creemos que el Frente de Todos es la fuerza política que puede revertir esta situación de tanta angustia por el fracaso del Gobierno anterior y de la pandemia que vino después”, expreso el canciller Santiago Cafiero, el único de los participantes que habló con los periodistas acreditados en el Patio de las Palmeras de Balcarce 50.

En ese marco, Manzur impulsó que se conforme una mesa de trabajo entre el PAMI, que moviliza el 40% del mercado, el ministerio de Salud de la Nación y la Secretaría de Comercio para analizar el alza de los medicamentos. “El aumento de este sector es algo que ocupa al Gobierno y también en otros rubros de bienes y servicios. Hay que trabajar sobre eso. Siempre se buscan acuerdos, y esa mesa técnica sacará las conclusiones y el diagnóstico sobre el aumento desmedido de muchos medicamentos”, detalló Cafiero. “Tenemos expectativas de que las medidas que tomamos vayan teniendo efecto”, sostuvo respecto de los resultados del control de precios instaurado para controlar la inflación. “Hubo aumentos insostenibles”, agregó.

La primera reunión de esta mesa se hará hoy mismo a las 15 en el ministerio de Salud, con la presencia de la ministra Carla Vizzotti y del Secretario de Comercio Interior, Ricardo Feletti.

Al frente del Gabinete Nacional no estuvo el presidente Alberto Fernández, que arribó al país pasadas las 6 de hoy. Tampoco tres de los ministros que lo acompañaron en su gira europea: Martín Guzmán (Economía), Matías Kulfas (Desarrollo Productivo) y Juan Cabandié (Ambiente y Desarrollo Sostenible). Desde la Jefatura de Gabinete se había informado que tampoco iba a concurrir el canciller Santiago Cafiero, pero a las 7.55, se sumó. Desde su entorno argumentaron que lo hizo para comentar los resultados satisfactorios de la visita a Roma y Glasgow. Tampoco asistieron los secretarios Julio Vitobello (de la Presidencia) y Gustavo Beliz (de Asuntos Estratégicos), quienes también integraron esa delegación.

Así, y a excepción de los funcionarios que participaron de la cumbre del G20, en Roma, y de la Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático, en Glasgow, en la reunión estuvieron presentes Carla Vizzotti (Salud), Elizabeth Gómez Alcorta (Mujeres, Géneros y Diversidad), Claudio Moroni (Trabajo), Martín Soria (Justicia), Jorge Ferraresi (Desarrollo Territorial y Hábitat), Aníbal Fernández (Seguridad); Jorge Taiana (Defensa), Gabriel Katopodis (Obras Públicas), Alexis Guerrera (Transporte); Eduardo “Wado” de Pedro (Interior); Julián Domínguez (Agricultura, Ganadería y Pesca), Daniel Filmus (Ciencia y Tecnología), Jaime Perczyk (Educación), Matías Lammens (Turismo y Deportes), Juan Zabaleta (Desarrollo Social) y Tristán Bauer (Cultura).

También participaron de la reunión el secretario de Comunicación y Prensa de Presidencia, Juan Ross, la secretaria de Medios y Comunicación Pública, Valeria Zapesochny.

Fue el tercer encuentro interministerial desde que Manzur se instaló en su despacho de la Jefatura de Gabinete el 20 de septiembre, cuando también se produjo la renovación en otras áreas del Gabinete, con la remoción de algunos ministros tras la dura derrota electoral del oficialismo en las PASO. La primera se hizo el miércoles 22 sin el presidente Alberto Fernández y luego se hizo otra el 6 de octubre en el Museo del Bicentenario con el titular del Poder Ejecutivo.

También tiene lugar tras el encuentro entre el dirigente tucumano y el presidente del bloque del Frente de Todos en Diputados, Máximo Kirchner, ayer, para discutir el tramo final de la campaña.

El objetivo fue que se puedan exponer los avances de las políticas implementadas por las distintas carteras y reafirmar los objetivos de gestión de cara a los próximos meses.

Manzur instauró una metodología que se repasó hoy en detalle. El tucumano puso en marcha “un tablero de control” para hacer un seguimiento de cada ministerio, y de ese modo, acelerar la gestión y la ejecución presupuestaria de cada área.

En el primer encuentro en el cual reunió al elenco ministerial, Manzur había bajado un mensaje con la finalidad de acelerar el ritmo de las decisiones. Aquel 22 de septiembre durante tres horas cada uno expuso el panorama del ala a su cargo. Y acordaron que esos encuentros iban a producirse cada dos semanas. Esto se cumplió parcialmente porque solamente se realizó otra reunión del mismo tipo el 6 de octubre, en el Museo del Bicentenario, en esa oportunidad con Alberto Fernández incluido.

Tras la presentación de cada ministro, Manzur pidió aquella voz la elaboración de un “paper” de cada cartera, una hoja de ruta que será monitoreada y que le servirá al jefe de Gabinete para interiorizarse de las situaciones particulares. También les había pedido enfáticamente a todos que “cuenten” lo que están haciendo, a pesar de las limitaciones que impuso la pandemia a este gobierno durante los casi 22 meses de administración.

“Tenemos que ponernos de pie, salir adelante. Hay que demostrar que gobierna el peronismo y que una vez más lo vamos a hacer”, señaló en esa ocasión en claro tono de campaña.

Manzur se dirigió después junto a 13 de los ministros a un nutrido encuentro con 150 intendentes, legisladores y candidatos de la provincia de Córdoba en el Centro Cultural Kirchner. Allí el oficialismo puede perder el senador nacional que ostenta por la minoría, Carlos Caserio, quien pujará por su reelección.

Fuente / Infobae