Tras varias horas de mucha incertidumbre, finalmente la Conmebol rechazó el pedido de River para agregar un arquero a la lista de buena fe, para afrontar el partido de mañana miércoles frente a Independiente Santa Fe, por la Copa Libertadores.

El masivo brote de casos de coronavirus del plantel, desencadenó una debacle en el club de Nuñez, que lo llevara a afrontar un cotejo con muy pocos antecedentes a nivel mundial, donde el entrenador Marcelo Gallardo deberá utilizar algún jugador de campo.

El “Millonario” tendrá que dar un plus con los pocos jugadores que cuenta para los compromisos coperos y rescatar un par de puntos que le permitan clasificarse a la próxima ronda.