Comparte!

Desde la Dirección Provincial de Saneamiento Ambiental del Ministerio de Salud informa a la comunidad sobre cómo saber si están en regla y si no hay riesgos en los productos alimenticios que se adquieren para su consumo.

Entre las recomendaciones a tener en cuenta el consumidor debe fijarse si todos los productos tienen rótulos aprobados por Anmat (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) con sus respectivos registros de productos y de establecimiento (RMPA/RPPA) y (RNE/RPE).

Además, de fecha de vencimiento y el envase de primer uso; en ningún caso se permite envases que carezcan de los rótulos o que los mismos se presenten ilegibles, sucios, deteriorados o parcialmente arrancados.

Los alimentos que se venden en porciones se deberán expender en recipientes descartables en buenas condiciones de higiene, los mismos -mientras esperan para su venta- deben conservarse en heladera y en caso de ser necesario los alimentos que no necesiten refrigeración deben resguardarse en recipientes adecuados para evitar contaminación como polvo, insectos, saliva, cabellos, etc.

Asimismo, el agua utilizada para la higiene de los utensilios debe ser segura y realizar el cambio correspondiente en forma permanente.

Los expendedores de alimentos deben presentar indumentaria adecuada en buen estado de higiene, el cabello recogido y resguardado con cofia o gorra.

En cuanto a los alimentos que se expendan como libre de gluten deben tener los registros correspondientes con logo oficial (Sin TACC es decir Sin Trigo, Avena, Cebada y Centeno) según Código Alimentario Argentino (CAA).

Cabe señalar, en cuanto a la oferta de productos en la Fiesta Nacional e Internacional del Poncho, lo que se vende en los stands comerciales es incumbencia de Bromatología de la Provincia (Ministerio de Salud) y los ranchos, puestos de comida, carritos, bares y restaurantes es controlado por Bromatología de la Municipalidad.