La movilización “Todos al Congreso” se anuncia por redes sociales para el 26 de agosto, cuando el Senado comience a tratar el proyecto.

Una nueva movilización contra la reforma judicial se gesta en las redes sociales. “Todos al Congreso” es el lema con el que miles de usuarios convocan a marchar el miércoles 26 de agosto, el mismo día en que comenzará a tratarse el proyecto en el Senado de la Nación.

De concretarse, la movilización tendrá lugar pocos días después del 17A, la protesta contra el Gobierno que se hizo sentir en diferentes puntos del país.

Bajo el hashtag #26ATodosAlCongreso, los usuarios comparten la iniciativa en las redes sociales. El objetivo es repudiar la iniciativa que ya obtuvo dictamen en la Cámara alta en medio de una fuerte discusión entre el oficialismo y la oposición. El proyecto se apresta a ser debatido la próxima semana.

Tras el dictamen del Senado el llamado en las redes comenzó a expandirse con más fuerza. Incluso el hashtag se hizo tendencia en la Argentina.

La mayoría de los usuarios cuestiona el proyecto al interpretar que busca lograr la “impunidad” de la vicepresidenta Cristina Kirchner, que tiene un complejo frente judicial que incluye causas en el trámite de juicio oral y otros expedientes a la espera de conocer las fechas en las que se producirá ese debate.

La iniciativa enviada al Congreso por el presidente Alberto Fernández no solo obtuvo críticas en las calles sino que fue repudiada por, entre otras, la Cámara del Crimen, que la consideró “inconstitucional” y por la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial, que cuestionó la eficacia de la unificación de ese fuero con el contencioso administrativo federal.

Finalmente se desistió de esa posibilidad y se creará un Tribunal de Resolución de Conflictos de Competencia. El proyecto crea la Justicia Federal Penal mediante la consolidación de los fueros Criminal y Correcional Penal y Penal Económica.

Además, anunció cambios en el sorteo para la elección de jueces, quienes serán registrados mediante medios técnicos bajo apercibimiento de nulidad, y se mantend​rá en los concursos de selección el examen escrito y anónimo. La oposición tildó estos cambios de “maquillaje” y adelantó que no acompañará la iniciativa.

Desde el espacio opositor también cuestionaron los cambios anunciados y adelantaron que no votarán a favor del proyecto. En ese sentido, la legisladora Silvia Giacoppo afirmó que “no hay voluntad de escuchar” y se refirió a las modificaciones como “maquillaje”. “No vamos a acompañar, no sería responsable”, aseguró.

Con el dictamen alcanzado, el oficialismo buscará que el proyecto se trate la semana próxima en el recinto, donde tiene el respaldo suficiente para obtener la media sanción y que finalmente llegue a Diputados.