Comparte!

“ODORICO” es el hostel que abrió sus puertas en el corazón de  Piedra Blanca.

Este lunes, el intendente de Fray Mamerto Esquiú, Guillermo Ferreyra, acompañado por los concejales Acosta, Romero y la familia Leiva, propietarios del hostel temático, lo dejaron inaugurado oficialmente.

El mismo tiene mucho de la familia Esquiú, y viene a sumar 20 plazas a las 400 con que cuenta  el departamento.

Con la particularidad de no poseer número  de habitación, sino los nombres de los miembros de la Familia Esquiú, brinda un poco de la historia de la familia del hijo más ilustre que viera la tierra piedrablanqueña.

En el uso de la palabra , Nora Leiva, relató cómo su marido, un antiguo empleado de la dirección  de turismo de la municipalidad, se vió incentivado por las políticas de desarrollo turístico que lleva adelante la gestión del intendente Guillermo Ferreyra, y tomaron la decisión de poner en marcha este emprendimiento familiar.

Por su parte, el intendente celebró  la apertura del emprendimiento turístico, el cual suma una alternativa  económica a los turistas y recalcó que viene a oxigenar la plaza hotelera que ya está colmada en la ciudad Capital debido al la Fiesta del Poncho. Asimismo, destacó que al inicio de su gestión, Fray Mamerto Esquiú contaba con 30 camas en todo el departamento, hoy son más de 400, “porque vecinos como Luchito Leiva, eligieron seguir creciendo”, expresó.

El nombre Odorico

Odorico Antonio Esquiú, hermano menor de Fray Mamerto Esquiú, nació el 14 de junio de 1828 y fue bautizado en la iglesia de San José de Piedra Blanca.

Aconsejó y consoló al padre Esquiú en sus momentos más difíciles y en sus horas más angustiosas. Siendo niños, junto a él viajó a la ciudad de San Fernando del Valle para estudiar en el convento franciscano catamarqueño y juntos residían en la casa del maestro sastre Elías Núñez.