Como cada miércoles, esta tarde los padres de los imputados por el asesinato del joven de 18 años se acercaron al penal de Dolores para tener un tiempo con sus hijos.

Este próximo 6 de febrero se conocerá el veredicto de los jueces María Claudia Castro, Christian Ariel Rabaia y Emiliano Javier Lázzari del Tribunal Oral en lo Criminal Nº1 de Dolores por el crimen de Fernando Báez Sosa, el joven que fue brutalmente asesinado a golpes por ocho jóvenes oriundos de la ciudad bonaerense de Zárate el 18 de enero de 2020, frente a la puerta del boliche gesellino “Le Brique”.

En este marco de situación y en vistas del litigio en curso, cada miércoles los padres de los imputados estuvieron acercándose al Servicio Penitenciario Nº6 de Dolores, donde fueron alojados los acusados del crimen durante el proceso del juicio oral.

Esta tarde no fue la excepción: nuevamente los padres de los imputados por homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas se apersonaron en el penal, con la finalidad de entregarles diferentes elementos comestibles y de higiene para sus hijos y de visitarlos por última vez antes de la sentencia del próximo lunes.