Fue denunciado por Eduardo Leguizamón, dirigente de Lavalle, departamento Santa Rosa. El caso habría sucedido en el cruce entre Santiago del Estero y Catamarca, donde un hombre con cáncer terminal y diabetes esperó 2 horas para poder pasar hacia Catamarca.

El caso es similar al de la nena de 12 años, Abigail Jiménez, cuyo situación conmocionó por lo sucedido en el límite entre Santiago del Estero y Tucumán, cuando la niña y sus padres regresaban a su casa en Santiago, luego de cumplir un tratamiento. Se les impedía avanzar por no contar con un permiso exigido por el protocolo de la Pandemia, lo que ocasionó una gran polémica ante la falta de empatía y sentido común por la situación de la niña que lloraba de dolor tras largas horas esperando, expuesta en una jornada de alta temperatura y moscas en el lugar.

Sobre el caso que denuncia, Eduardo Leguizamón expuso que “ocurrió en Lavalle, donde un ciudadano con cáncer terminal y diabetes esperó dos horas en el sol, con una fractura de pierna. Pésimo desempeño de ambos centros de salud por la simple idea de no permitir el paso de las vías por el protocolo que manejan, ni siquiera quisieron prestarnos la silla de ruedas”, denunció.

El hombre señaló que la situación “es indignante”, y pidió que este caso se haga visible para la sociedad de Catamarca.