Comparte!

La mediática diputada Paola Bazán quedó envuelta en una polémica pública luego de que acusara desde su cuenta de Facebook y a través del diario El Ancasti al secretario de Deportes y Recreación Maxiiliano Brumec de “hacer mal uso de los recursos del Estado” al auspiciar ese programa.

Inmediatamente, en su propia cuenta de la red social le llovieron críticas por su perfil de “denunciadora serial” y estar en forma permanente “desde un escritorio” apuntando al trabajo ajeno sin mostrar su labor legislativa a favor de los catamarqueños.

Un “amigo” de su facebook hasta le pegó un link con declaraciones del propio Brumec que tilda de “payasada” lo que dijo la legisladora, la desafió a debatir seriamente políticas de deportes, a invitó a informarse personalmente de las acciones de la Secretaría y por supuesto explicó que el logo del organismo a su cargo salió en las placas finales de la emisión del 6 de diciembre de Show Match como una “gentileza con la Secretaría y otras empresas y medios de Catamarca que colaboramos como el casting del programa La Familia que próximamente saldrá al aire”.

Brumec expresó que la productora de Tinelli solicitó la colaboración con un lugar para realizar la prueba de talentos a las familias catamarqueñas, y desde el área de Recreación del organismo se ofreció el Polideportivo Fray Mamerto Esquiú, pero debido al calor se realizó en un lugar privado y que Deportes solamente aportó unos micrófonos y parlantes para el casting.

Evidentemente mal informada, o mal asesorada, la “Lilita Catamarqueña” -como le dicen algunos de sus allegados por su permanente raid de denuncias contra los funcionarios provinciales-, lanzó la liviana acusación sin investigar mínimamente si efectivamente el organismo que conduce Brumec pautó con el programa que desde hace 28 temporadas conduce Marcelo Tinelli, y que tiene un costo de 2260 Dólares el Segundo, es decir más de 88 mil pesos el segundo (https://www.cronista.com/-showbusiness/Llega-Showmatch-y-el-anuncio-mas-chico-va-a-costar-us-34.000-20180828-0077

Ante la evidencia, las redes sociales no le perdonaron a Bazán y la mediática legisladora se tuvo que aguantar varias “bromitas para Tinelli” que le hicieron por su “apuro de pantalla”.