La Cámara de Diputados adhirió al decreto del Ejecutivo provincial por el que se dispone la etapa de Convivencia Roja hasta el día 11 de noviembre y en base a ello se estableció la metodología de trabajo para la vigencia de esta fase de prevención sanitaria.

En este sentido, se suspenden las actividades presenciales de los agentes de la cámara baja de la Legislatura y sólo se autoriza la asistencia de personal esencial bajo sistema de guardias mínimas afectando a las áreas de Seguridad, Taquigrafía, Mayordomía, Protocolo, Liquidación de Haberes e Informática. A ellos se les suma personal esencial para las áreas de Despacho Administrativo y Parlamentario, en la medida que cuenten con autorización de las Secretarías Administrativa y Parlamentaria. Además, queda absolutamente prohibido el trabajo presencial de los agentes comprendidos en los denominados grupos de riesgo (personas mayores de 60 años, embarazadas y personas con patologías crónicas) quedando así bajo responsabilidad del titular del organismo, dependencia o despacho al que pertenezcan.

Durante esta etapa queda prohibido el ingreso de ciudadanos a todas las dependencias de la Cámara de Diputados como también del personal que no se encuentre expresamente autorizado por ser considerado esencial.
Cada Diputado o Diputada podrá convocar a un solo agente de su despacho por todo el periodo establecido para la etapa roja de convivencia. En tanto, queda garantizado el trabajo legislativo mediante las reuniones de comisiones y las sesiones ordinarias del pleno del cuerpo a través de vías remotas (comisiones y sesiones virtuales).