Diego Molina se desempeñaba como jefe de Sepelios “Pinier” ubicado en La Paternal, Buenos Aires.

Es uno de los tres empleados de la funeraria que se sacó una foto junto al féretro de Diego Armando Maradona. Fue despedido y repudiado en las redes sociales, al tiempo que Argentinos Juniors lo expulsó como socio del club.

Molina publicó una fotografía de él parado al lado del cajón abierto donde descansan los restos de Maradona, poniendo el pulgar de su mano izquierda para arriba y con la mano derecha sobre la frente del astro argentino, mientras que después se conoció una imagen similar pero de otros dos trabajadores del lugar.

La actitud fue condenada rápidamente a través de las redes sociales y el abogado Matías Morla fue quien publicó una foto del empleado en su cuenta oficial de Twitter.

“Diego Molina es el canalla que se sacó una foto junto al féretro de Diego Maradona. Por la memoria de mi amigo no voy a descansar hasta que pague semejante aberración”, indicó el letrado en la citada red social.

Debajo de su tuit se encontraba una imagen de Molina que había difundido uno de los usuarios indignados por la aberrante conducta del sujeto.

Por su parte, Argentinos Juniors expresó mediante la misma plataforma: “Informamos a nuestra masa societaria y medios periodísticos, que por decisión unánime de la Comisión Directiva, se eleva al Tribunal de Disciplina el pedido de expulsión como socio de la persona que se fotografió junto al féretro de Diego Armando Maradona”.

Además de la imagen de Molina, minutos después se hizo viral otra foto de dos empleados que preparaban el cuerpo y también posaron junto a los restos del “Diez”.