La pistola calibre .40 secuestrada anoche en el departamento de Juan José Navarro Cádiz (24), en la calle Montevideo al 76, fue la usada en el ataque contra el diputado Héctor Olivares y el funcionario Miguel Yadón, confirmaron fuentes de la investigación a Infobae. El arma, con mira láser, fue identificada luego de pericias balísticas y según trascendió, estaba escondida dentro de una bolsa en la cocina de la casa de uno de los seis detenidos.

El arma fue hallada ayer tras un allanamiento de la División Homicidios de la Policía Federal en la casa de Navarro Cádiz, quien había huido a Paysandú, Uruguay, y que luego fue detenido junto con su madre, María Rosa Cadiz, que también quedó bajo arresto y cuya situación judicial está siendo evaluada.

Después de la detención de Navarro Cádiz, principal sospechoso del ataque, el jefe de la Policía Federal, Néstor Roncaglia, relató que, tras cometer el crimen, se vio al joven de 24 años a través de las cámaras de seguridad caminando en dirección a ese lugar y descartando seis balas en dos canastos de basura. Además, el sospechoso es el titular del Renault 19 en el que Juan Jesús “El Gitano” Fernández se fugó a Entre Ríos junto al padre del joven, Miguel Navarro Fernández.

Con este nuevo avance en la investigación, la situación de Navarro Cádiz pasó a ser una de las más complicadas. Es que además del arma y de su claro intento de fuga a Uruguay, se suma la declaración de “El Gitano”, quien dijo ante el juez de instrucción Mariano Iturralde y la fiscal Estela Andrades después de ser traslado a la ciudad de Buenos Aires, que fue su primo Juan José el que disparó contra el legislador radical y el funcionario catamarqueño.

Después de ser detenido en Uruguay, Navarro Cádiz admitió ante la justicia de ese país que estuvo en el auto Volkswagen Vento de donde salieron los disparos pero que él no los efectuó. Así lo dijo en declaraciones a un medio de aquel país el fiscal Juan Gómez.