El Barcelona arrancó la Liga de España, con una contundente victoria sobre el Villarreal, donde Lionel Messi marcó uno de los goles del equipo Catalán.

Además fue el debut oficial del entrenador holandés Ronald Koeman, que se fue mas que satisfecho por el inicio del nuevo “Barça”.

 El encargado de abrir el marcador fue Ansu Fati, con un doblete a los 15 y a los 19 minutos de la primera parte, mientras que Messi estiró la diferencia 15 minutos después desde los doce pasos, y Pau Torres, en contra de su propia valla, puso cifras definitivas antes de que llegue el entretiempo, por lo que el complemento fue sólo para la anécdota.

En el elenco culé, además, fue al banco el argentino Santiago Ramos, mientras que del otro lado estuvieron el arquero Gerónimo Rulli y el defensor Ramiro Funes Mori, quien ingresó a poco menos de 10 minutos del final del cotejo.

De esta manera, Koeman comenzó su etapa con una sonrisa tras los conflictos en la institución que casi finalizan con la partida de “La Pulga” y que generaron un gran malestar en los hinchas.