Con una contundente goleada por  3-0 Bayern Münich venció a Olympique de Lyon y clasificó a la final de la Champions League, instancia en la que enfrentará a París Saint-Germain. Ambos equipos llegan muy bien perfilados, ya que fueron los más regulares durante todo el certamen.

A los 17 minutos, una diagonal del mediocampista Serge Gnabry hacia el centro de la puerta del área grande del equipo francés terminó con el primer gol para los bávaros, gracias a un zurdazo potente que se coló en el ángulo superior derecho del arco de Anthony Lopes.

El mismo jugador, fue que a los  33 minutos de la primera mitad,  logró empujar la pelota abajo del travesaño, luego de un remate de delantero Lewandowski.

Luego el goleador del torneo Robert Lewandowski dio cifras definitivas a los 42 minutos del complemento y alcanzar los 15 goles en la temporada internacional.

Los alemanes se metieron de nuevo en la final de la Champions League, instancia que desde 2013 no alcanzaban. Enfrentarán a PSG el domingo, en lo que será un duelo para ambos equipos de alcanzar la Triple Corona, luego de que ambos hayan logrado los títulos locales y de Copa en sus respectivos países.