Con mensajes plasmados en pancartas, bomberos voluntarios de Capital, Valle Viejo y FME agradecieron la valiosa labor de médicos, enfermeras y personal de limpieza del hospital donde se atiende a pacientes contagiados con Covid-19. “Fuerza!! Sigan luchando”, decía el cartel expuesto ante la mirada emocionada de los trabajadores del Malbrán.

El homenaje de gran emotividad y en reconocimiento a la noble tarea del personal del Hospital Monovalente “Carlos Malbrán”, se concretó el sábado pasado.

“Hubo una bendición en el Camarín de la Virgen del Valle, y le pedimos para que nos siga protegiendo en esta etapa en que la pandemia nos está golpeando con más contagios”, expresó Julio Cabur, presidente de la Federación de Bomberos Voluntarios de Catamarca.

Tras la ceremonia religiosa, y montados en sus unidades de rescate y vehículos particulares, los bomberos se dirigieron al centro de salud ubicado en el sur de la ciudad, donde ante el sonido de las sirenas y aplausos, manifestaron su agradecimiento y reconocimiento a médicos, enfermeras, bomberos y personal de limpieza del Hospital Malbrán quienes recibieron las muestras de afecto saliendo a la puerta de ingreso del nosocomio.

Un pasacalle les expresaba el sentir de más de 350 bomberos voluntarios de la provincia agradecidos a los profesionales y empleados de la salud que afrontan cada día la ardua labor frente el avance del virus. “Fuerza!! Sigan luchando”, decía el cartel expuesto ante la mirada emocionada de los trabajadores del Malbrán.

“Queremos en este gesto, agradecer el trabajo de todo el personal de salud de la provincia que sabemos afronta una de las etapas más delicadas de la pandemia. Es oportuno y necesario hacerlo porque no deben bajar la guardia y como siempre, nos ponemos a su disposición para cuando nos necesiten”, señaló Cabur.

Por su parte, Alfredo Gómez, tesorero de la Federación y presidente de los Bomberos Voluntarios de Valle Viejo agregó: “Al igual que todas las fuerzas esenciales, estamos para apoyarnos mutuamente y transmitirnos esa fortaleza que necesitamos para trabajar en nuestra vocación todos los días pese a los contagios y las muertes”, agregó.

“Esperemos también que estos gestos sirvan para concientizar a la población que también es responsable, con sus actos y decisiones, de cómo nos siga afectando el virus. Es hora de que los que no lo hicimos hasta ahora, tomemos conciencia de lo que podemos perder sino trabajamos juntos”.