Bautista es salteño y tiene 10 años. Se quebró en la última Navidad las dos piernas y hasta ahora no consiguen que le hagan la cirugía. Por eso apela al primer mandatario.

El padecimiento de Bautista es terrible, sobrevive en el día a día con mucho dolor. Se trata del niño salteño con huesos de cristal que se quebró sus dos piernas en la última Navidad y que desde esa mala noche está esperando la cirugía para que le quiten los dos clavos en tibia y femur y le coloque unos nuevos. El dolor es indescriptible.

Por alguna cuestión burocrática ni la obra social ni el mismo ministro de Salud de la Provincia, Juan José Esteban pueden solucionar ni gestionar la cirugía de Bauti. Corren las fechas y hasta ahora, a casi dos meses, nada. La única razón más o menos lógica que le dieron a María, la mamá de Bautista, es que “en todo el país hay una sola caja de clavos, que son las herramientas para realizar las cirugías”.

Parece que la solución para la operación de Bauti está lejos de las manos de las autoridades locales y es por eso que le envió un mensaje al presidente Alberto Fernández

“Hola presidente Alberto Fernández. Le cuento que yo tengo huesos de cristal y que desde Navidad se me salieron los clavos porque me quebré y que no pueden operarme porque no llega el material de cirugía. Quiero que usted me ayude con la operación”, le dijo Bauti desde su cuna.

“También le quiero pedir porque yo vivo en una cuna y le quiero pedir una habitación para mí solo”, amplió el niño con huesos de cristal.

El niño necesita un espacio apto para su movilidad, un pedido que viene siendo una promesa desde el anterior Gobierno provincial y que hasta ahora no se cumplió.

“Como la solución está fuera de las manos de las autoridades locales pedimos a quién corresponda a nivel nacional para que se mueva y gestione alguna solución”, dijo desesperada María que ve a su hijo el padecer en una cuna.

Fuente / El Tribuno Salta