Sumados con el nulo, superaron el 13 por ciento. El gobernador y vice manifestaron que desde el oficialismo trabajarán en revertir esa tendencia para noviembre.

Con cerca del 9,5 % del total de votos en blanco y un 3% de votos nulos, la apatía en Mendoza superó a las fuerzas que competían por el tercer puesto, detrás de Cambia Mendoza y del kirchnerismo.

Cambia Mendoza obtuvo una victoria clara por casi 20 puntos sobre el Frente de Todos en las PASO con el 43,6% de los votos emitidos, secundado por el Frente de Todos que logró el 24,7% de los sufragios, escrutadas más del 90% de las mesas de la provincia.

La estrategia electoral del jefe del radicalismo a nivel nacional, Alfredo Cornejo, al encabezar las listas con dos exgobernadores, él para senador y Julio Cobos para diputados, con el agregado del actual mandatario Rodolfo Suárez como precandidato a senador suplente, dio un resultado contundente.

Este panorama, de repetirse en las elecciones generales del 14 de noviembre, aseguraría tres diputados para Cambia Mendoza, y hasta la posibilidad de acceder a un cuarto escaño.

En las filas del Frente de Todos, si bien se preveían una derrota, al ser por tan amplio margen complica el liderazgo que buscaba sostener la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti.

La gran cantidad de votos en blanco, que superó el 9%, fue un dato contundente de la elección porque se constituyó en una suerte de “tercera fuerza” en Mendoza. Además, el voto nulo fue del 3% y, sumados ambos, alcanzarían cerca del 12%.

En verdad, ese lugar lo ocupó el Partido Verde, los exsocios políticos del actual diputado José Luis Ramón (hoy aliado del kirchnerismo) que logró el 5,61% de los votos, con Marcelo Romano como candidato al Senado y Mario Vadillo a la Cámara de Diputados.

El gobernador Rodolfo Suárez se sorprendió por la enorme cantidad de votos en blanco “que es del 9% en la provincia, lo que se constituye en la tercera fuerza” y adelantó que trabajarán para captar parte de ellos.

“El voto en blanco significa, en alguna medida, bronca y esperemos que se canalice votando positivamente por nuestra fuerza porque desde Mendoza elevamos una voz muy fuerte al país”, señaló.

En el mismo sentido, el vicegobernador Mario Abed dijo que analizarán las equivocaciones porque este porcentaje “también es nuestra responsabilidad.

“Creemos que el voto en blanco es un voto útil. De nada sirve mostrar en la pantalla que el voto en blanco sea la tercera fuerza, cuando tanto lo necesitamos para poder trasladar una Mendoza diferente hacia Nación”, declaró.