Comparte!

“Nuevo Messi”, lo llamó el diario británico The Sun. “Sensación adolescente”, es otro de los términos grandilocuentes que utilizó para definir al juvenil de la Selección Sub 20, que participó del Sudamericano de la categoría y es número puesto de cara al Mundial de Polonia, que se disputará a partir del 25 de mayo.

Los Ciudadanos estarían dispuestos a pagar 20 millones de libras para hacerse de la ficha (el equivalente a 26 millones de dólares). “Almada está calificado como el mejor talento joven en su tierra natal y sus habilidades explosivas e inteligentes lo han convertido en el último en ser comparado con el gran Messi de Barcelona”, escribió The Sun.

De adquirirlo, el City podría cederlo al Girona (su filial en la Liga de España), para que consiga rodaje antes de sumarse al plantel en el que se destacan otros dos argentinos: Sergio Agüero y Nicolás Otamendi.

Almada se crió en un departamento del monoblock 2 de Fuerte Apache -aunque pasó mucho tiempo en el departamento de sus abuelos, en el nudo 3- y comenzó su romance con la pelota en las canchitas de tierra del club Santa Clara, el mismo al que acudió un tal Carlos Tevez.

Cuando era un niño, para poder comprarse caramelos o una gaseosa, comenzó a conocer lo que es el sacrificio y la superación. Guayo, como lo conocen todos en su barrio, ayudó a un verdulero a vender (recorrían la zona con un megáfono para avisar a los vecinos) y juntó botellas con sus amigos para enviarlas a reciclar.

Hoy, su rendimiento en la Superliga con Vélez y sus destellos en la Selección Sub 20 lo llevaron a que en Inglaterra lo comparen con Messi, a quien conoció como sparring de la la Selección Mayor. Y podrían catapultarlo ni más ni menos que a la Premier League, bajo el paraguas del entrenador mejor reputado del planeta.