Comparte!

Boca visita a Vélez por la ida de los cuartos de final de la Copa de la Superliga, en un partido que marca el regreso de Mauro Zárate a Liniers, luego de que su salida provocara el enojo de los hinchas del Fortín.

El encuentro se disputa en el estadio José Amalfitani, con el arbitraje de Diego Abal y la televisación de TNT Sports Premium.

El clima se transmitió desde afuera hacia adentro. La efervescencia en las tribunas por la presencia de Mauro Zárate en el campo de juego se contagió a los futbolistas: el contexto de los primeros minutos fue el de un juego intenso, friccionado, en el que el delantero no se amilanó, pidió la pelota y buscó desequilibrar, mientras que la defensa adversaria le hizo sentir el rigor. Con ese impulso, Boca manejó mejor el balón, pero paulatinamente Vélez fue aceitando la presión. Y el duelo se hizo de ida y vuelta.

En la primera media hora, los dos equipos tuvieron una oportunidad bien concreta para abrir el marcador. A los 18 minutos, en un contragolpe express, Thiago Almada cedió para Vargas quien, cada a cara con Andrada, no decidió si gambetearlo o definir. Y terminó entregándole el esférico al arquero. A los 28′, tras centro de zárate, Izquierdoz se impuso en las alturas y su cabezazo pasó cerca de la valla defendida por Hoyos.

Si bien en las últimas horas referentes y personalidades vinculadas a Vélez hicieron un llamado a la calma, se percibe un clima hostil por la presencia de Zárate, quien en julio del año pasado decidió emigrar a Boca cuando tenía todo arreglado para renovar con el elenco de Liniers.

Frente a esto, las autoridades resolvieron reforzar la seguridad del plantel xeneize, sobre todo en lo que concierne a los movimientos que los futbolistas hicieron en las cercanías y dentro del estadio.

En cuanto a lo futbolístico, el elenco de la ribera, que dejó en el camino a Godoy Cruz en octavos de final, jugó esa serie con una formación alternativa, ya que le dio prioridad a los partidos de Copa Libertadores.

El jueves pasado el elenco de Alfaro se impuso sobre Atlético Paranaense en lo que fue el último partido de la fase de grupos del certamen continental, que entra en receso hasta después de la Copa América.

Sin otros partidos en el horizonte, el entrenador dispone de lo mejor que tiene a disposición para visitar a Vélez. No sólo jugará de titular Zárate, sino que también lo hará la defensa titular, con Izquierdoz y López, y Nahitan Nández, quien presentaba una herida en la rodilla izquierda, producto del impacto de un tapón del botín de un rival de Atlético Paranaense por la Copa.

En tanto, Darío Benedetto, quien estuvo concentrado, quedó afuera del banco ya que se recupera de una contractura en el aductor derecha, que lo obligó a pedir el cambio a minutos del final del primer tiempo frente a Atlético Paranaense.

En tanto, los juveniles Agustín Almendra y Marcelo Weigandt viajaron rumbo a España para sumarse a la delegación de la Selección Sub 20 que disputará el Mundial de la categoría en Polonia.

Por su parte, el elenco de Liniers, que llega de eliminar a Lanús, está obligado a realizar al menos una variante, debido a la expulsión de Lucas Robertone en el último choque disputado con el Granate.

Lautaro Gianetti y Nicolás Domínguez cumplieron sendas sanciones y vuelve al elenco titular que comanda el entrenador Gabriel Heienze. Por último, el Monito Matías Vargas toma el lugar que dejó Robertone.

Vélez: Lucas Hoyos; Joaquín Laso, Lautaro Gianetti, Luis Abram, Brian Cufré; Nicolás Domínguez, Thiago Almada, Gastón Giménez, Agustín Bouzat; Leandro Fernández y Matías Vargas. DT: Gabriel Heinze.

Boca: Esteban Andrada; Julio Buffarini, Lisandro López, Carlos Izquierdoz, Emmanuel Mas; Nahitan Nandez, Iván Marcone, Nicolás Capaldo, Cristian Pavón; Mauro Zárate y Ramón Ábila. DT: Gustavo Alfaro.

Estadio: José Amalfitani (Vélez)
Árbitro: Diego Abal
TV: TNT Sports Premium.

Relato del partido en vivo