Ramón Figueroa Castellanos
Ramón Figueroa Castellanos, diputado provincial y ex ministro de Salud de Catamarca.

El diputado del Frente de Todos y exministro de Salud, Ramón Figuera Castellano, pidió el cierre total de la provincia para bajar la curva de crecimiento de casos de coronavirus en la provincia. “Los números de ayer (por el viernes) fueron un golpe duro y de seguir con este ritmo no tengo dudas que el sistema de salud se va a colapsar”, puntualizó.

El legislador se mostró preocupado por los datos del día viernes del COVID-19 en Catamarca que arrojaron 245 casos positivos y 5 fallecidos. “Esos números proyectaron una realidad que desde el lunes se observaba en el aumento de casos y por consiguiente un aumento en la mortalidad”, afirmó el profesional médico.

Consideró necesario transitar a un cierre total de actividades, salvo las que sean realmente esenciales, por un período programado, pues es pertinente para salir del “estado crítico donde nos encontramos actualmente. Los datos del sistema sanitario preocupan porque en una semana, con 200 casos diarios, no podrá dar respuestas”, remarcó.

En esa línea, el exministro de Salud entiende que las medidas a aplicarse deben ser profundas e intensas. “Entiendo de las necesidades de los sectores económicos pero hoy manda la cuestión y el criterio sanitario. El Gobernador ya dio una señal importante a principio de semana pasada cuando regresamos a la Etapa Roja”, dijo.

Figueroa Castellano reflexionó que la solución para salir de la pandemia es vacunar a la mayor cantidad de personas, “no debe quedar ninguna vacuna en una heladera”. Además son fundamentales los testeos para tener un diagnóstico previo.

“Y el tercer punto es trabajar y educar a la comunidad en el respeto de las medidas preventivas como el uso de barbijo, lavado de manos y el distanciamiento con campañas intensas. No hay que culpar a la gente, nadie tiene la culpa, la pandemia vino y arrasó al mundo”, reflexionó.

Bajo este concepto reclamó a todos los sectores acompañar para encontrar medidas consensuadas por el bien de la población en general. “Con el virus no se hace política porque le toca a cualquiera”, concluyó el diputado por el Frente de Todos.