Comparte!

Luego del empate sin goles en el Diego Armando Maradona, Argentinos y Gimnasia volvieron a verse las caras en la revancha de la serie correspondiente a los cuartos de final de la Copa de la Superliga.

La luna llena que se posó sobre el Bosque fue de lo más estético que se ha visto en el pobre espectáculo que protagonizaron los jugadores. Alexis Mac Allister capitalizó la primera acción de riesgo para poner al Bicho en ventaja y encaminar al combinado de La Paternal hacia las semifinales.

El centro de Romero y el cabezazo del hijo del Colorado conformaron la fórmula para que Dabove festeje en territorio ajeno. Diferencia que pudo ser más amplia si Elías Gómez no desperdiciaba el punzante buscapié que había enviado Gabriel Hauche.

Las respuestas de los hombres del Indio Ortíz se basaron en la vía aérea de Santiago Silva. El potente delantero uruguayo se encargó de abastecer a Jan Carlos Hurtado, para que el ecuatoriano exija de media distancia a Lucas Chávez, quien estaba en una noche sólida.

Antes del descanso Gimnasia tuvo una clara ocasión para llegar a la igualdad, pero Maximiliano Comba falló a centímetros del arco. El destino estaba a favor de Argentinos.

En la reanudación del pleito, el elenco tripero consiguió llegar a la igualdad gracias a un grosero error del arquero que le dejó servido el tanto a Silva. Con el 1 a 1 el desenlace del choque era una incógnita.

Estadio: Juan Carmelo Zerillo