No obstante la expresa prohibición del Gobierno Nacional de despedir personal “sin justa causa o bajo el pretexto de fuerza mayor en el marco de la pandemia de coronavirus”, el Hotel Belén, de aquel departamento, dispuso la cesantía de al menos cinco trabajadores.

Como se sabe el PE nacional, mediante el Decreto 487/2020 amplió la semana anterior y por 60 días más la prohibición de los despidos, decretada a mediados de marzo, incluyendo además el impedimento de las suspensiones por “falta o disminución de trabajo”.

No obstante ello, el Hotel Belén, principal establecimiento de recepción turística de la “Cuna del Poncho” envió sendas cartas documentos a 5 de sus 18 trabajadores, anunciándoles que quedan despedidos “con justa causa, por ‘falta de trabajo no imputable al empleador’…, a partir del día 2 de junio de 2020”.

Carta documento despido, Hotel Belén.
Carta documento despido, Hotel Belén.

Las comunicaciones al personal cesanteado llevan la firma de Iván Xavier Lasa, gerente de Belén Televisora Color SRL, desconociendo la recomendación oficial de “tutelar en forma directa a los trabajadores y a las trabajadoras como correlato necesario a las medidas de apoyo y sostén para el funcionamiento de las empresas”, y …”asegurando a los trabajadores y a las trabajadoras que esta situación de emergencia no les hará perder sus puestos de trabajo, ya que el desempleo conlleva a la marginalidad de la población”.

Los afectados
Ana Gabriela Cedrón y Gabriel Humberto Casas, quienes figuran entre los primeros cesanteados, de una lista que ya se extendería a siete, y podría ampliarse a otros trabajadores, hicieron pública su situación denunciando que “Lasa ya venía incumpliendo con todas las normas del Estado, desde marzo, cuando ni siquiera nos pagó los 18 días que trabajamos y en abril no nos pagó el 25 % que debían pagar los empleadores”, como se acordó oportunamente entre UIA y la CGT a nivel nacional.

“Lo único que cobramos (de abril) fue el 50 % del sueldo que se había comprometido el gobierno nacional”, mediante el programa ATP, describieron, indicando que las cesantías conocidas alcanzan “al jefe y ayudantes de la cocina, un recepecionista y personal de panadería”, puntualizaron.

Los trabajadores despedidos por el Hotel Belén precisaron, además, que “antes habíamos sido suspendidos, y ahora nos echa sin ninguna causa, lo que no podía hacer, como nos aseguraron desde el gobierno, la municipalidad y nuestro sindicato la UTHGRA”, recalcaron, apuntando que “Lasa nunca nos reunió para darnos una explicación o justificar la situación”, y anticipando que en estas horas estaban recurriendo “a las asistencia de una abogada, para rechazar formalmente los despidos”.

Carta documento de Lasa
“Atento a los graves efectos generados a partir de la suspensión de actividades comerciales con motivo de la declaración de pandemia, provocada por el nuevi virus Covid-19 en el ámbito de la Repúbica Argentina, por cuya razón el Poder Ejecutivo Nacional ha prohibido desarrollar nuestras actividades propias, con el dictado del Decreto Nro. 297/20, por el que se dispuso el ‘Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio’ de la población, a consecuencia de lo cual, a partir del 20 de marzo de 2020, nuestra empresa se encuentra cerrada, sin posiblidades de realizar ninguna actividad habitual de hotelería y restaurante en el Hotel Belén, por cuya razón esta patronal carece de ingresos de ninguna índole en el referido establecimiento para hacer frente al pago de sueldos y salarios, y demás beneficios de Ley que corresponden al trabajador, le comunico que a partir del día 2 de junio de 20020 queda despedido con justa causa, por ‘falta de trabajo no imputable al empleador’, con fundamento en el Art. 247 de la Ley de Contrato de Trabajo, lo cual se haya plenamente justificado y demostrado, como lo sostuve ut supra, poniendo a vuestra disposición la indeminización disminuida correspondiente, tanto como el pertinente Certificado de Trabajo.