El curioso hecho sucedió en Madrid, en el marco de una campaña publicitaría por el regreso de la liga española, donde se colocaron pelotas de hormigón y los peatones las pateaban.

 Era una simpática campaña de publicidad entre la liga española y la firma Puma, su proveedor oficial de balones, para celebrar el regreso de la temporada de fútbol, pero terminó en un papelón. El ayuntamiento de Madrid tuvo que regresar todo atrás porque hubo peatones que se quejaron de golpes en los pies por patear bolas de hormigón que simulaban ser pelotas de fútbol.

La idea era una acción promovida por el Havas Media Group y se iba a extender durante siete  días para promocionar los dos balones de la temporada 2020/2021: la Accelerate, la pelota oficial del certamen, y la Adrenalina, el balón especial de los clásicos. “De esta forma, las bolas de hormigón o metal de distinto tamaño utilizadas habitualmente para delimitar espacios en las calles se convertirán en el mejor soporte para celebrar con la afición el primer fin de semana de competición”, continuaba el comunicado que envió LaLiga a diferentes medios de prensa. 

La campaña tuvo un efecto no deseado y fue la vicealcadesa de Madrid, Begoña Villacís, la que confirmó que estaban retirando las cubiertas de las bolas de hormigón. “Los acabamos de retirar”, escribió la funcionaria en su cuenta de Twitter a un usuario que le recriminaba la acción. “Tienes toda la razón”, reconoció Villacís.