Esta decisión fue tomada ante el avance de la variante Delta en el país y no se trata de una política para toda la población.

Este lunes Israel comenzó a aplicar una tercera dosis de refuerzo de la vacuna del coronavirus para adultos inmunodeprimidos, convirtiéndose en el primer país del mundo en hacerlo.

Esta decisión fue tomada por el Ministerio de Salud ante el avance de la variante Delta en el país y es específica para aquellos pacientes considerados de riesgo y no una política para toda la población.

Al mismo tiempo, las autoridades sanitarias de Israel aclararon que esta tercera dosis no es símbolo de que las vacunas están funcionando mal. Según confirmó Jonathan Gershoni en diálogo con The Times of Israel, la tercera dosis “es una buena decisión, que responde a las necesidades únicas de las personas inmunodeprimidas”.

Además, el profesor y bioquímico de la Universidad de Tel Aviv explicó que la dos dosis también funcionan para las personas con afecciones médicas generales que no debilitan el sistema inmunológico.