Junto al ministro de Seguridad, Hernán Martel, el gobernador puso en funciones a 50 nuevos agentes según el orden de mérito. Prestarán servicio desde el 1 de julio.

El gobernador Raúl Jalil, junto al ministro de Seguridad, Hernán Martel, pusieron en funciones a 50 nuevos agentes de la Policía de la provincia que prestarán servicio en tareas de prevención en distintas jurisdicciones tras haber egresado de la Escuela de Suboficiales “Fray Mamerto Esquiú”.

El ingreso, según detallaron las autoridades, se realizó de acuerdo con el orden de mérito de la promoción 2019, y los agentes prestarán servicio efectivo a partir del 1 de julio.

El gobernador Jalil y el ministro de Seguridad recibieron al jefe de Policía, Daniel Caliva, y a las dos agentes Brenda Pihuala y Julisa Aimé Nieto, quienes se destacaron en la promoción de la Escuela de Suboficiales, para felicitarlas por su egreso y dialogar sobre sus nuevas tareas.

“Estamos ante una nueva camada de agentes que han egresado para empezar a servir a la comunidad en un momento clave. Es junto a ellos que debemos colaborar para tener una comunidad más segura y respetuosa de las normas”, aseguró el ministro Martel tras la reunión.