El joven mexicano quiso enviar unas palabras a sus familiares y amigos antes de ser intubado. Las imágenes se viralizaron y conmovieron al mundo. Sergio Humberto Padilla Hernández tenía 28 años.

Un enfermero mexicano que estaba internado por coronavirus, conmovió al mundo con un video que grabó como despedida para su familia y amigos, minutos antes de morir.

Las imágenes se viralizaron en las últimas horas a través de las redes sociales. “Bueno, pues llegó la hora de la verdad. Voy a ser sometido a intubación endotraquial”, se escucha que dice al inicio del video, filmado por él mismo en modo selfie, Sergio Humberto Padilla Hernández.

En los pocos minutos de duración de la grabación, que fue difundida por los medios locales, el enfermero se mostraba optimista, pese al desalentador panorama de su salud. “Quiero que pase lo que pase, cual sea el pronóstico que Dios tenga para mí reservado, me recuerden siempre por lo que fuí y por lo que soy”, expresó.

“Voy a volver. No es un adiós, estoy seguro de que voy a volver en unos días. Los volveré a ver amigos, los amo y yo sé que van a estar doblando rodilla por mí, por mi salud y por mi bienestar y pase lo que pase, van a estar viendo por mis intereses siempre. Los amo y están en mi corazón. Hasta luego”, concluyó Padilla Hernández, desde el centro de salud en el que permanecía internado.

El enfermero, que trabajaba en la Unidad de Cuidados Intensivos de un hospital de la ciudad mexicana de Chihuahua, murió minutos después de concretar la grabación.

México superó el fin de semana los 960.000 casos positivos de COVID-19. Solo el sábado se detectaron 6810 contagios, según la información de la Secretaría de Salud local.

El país detectó 961.938 casos desde el inicio de la pandemia y, hasta el momento, un total de al menos 94.808 muertes a causa de la enfermedad.