El dramático episodio se registró en medio de saqueos y ataques en rechazo a la detención del ex presidente de Sudáfrica Jacob Zuma, condenado a 15 meses de cárcel. VIDEO

Una mujer en Sudáfrica tuvo que tomar una decisión arriesgada para salvar a su bebé de un incendio provocado por manifestantes que saquearon y prendieron fuego unos locales comerciales en la ciudad de Durban, en la última semana. Madre e hija estaban en uno de los departamentos arriba de la galería atacada y la única forma de salvar a la niña fue arrojándola por la ventana.

La secuencia ocurrida el martes pasado quedó registrada en un video viral en el que se puede ver el momento en que Naledi Manyoni arrojó a su hija de unos dos años por la ventana de un piso 16 mientras las llamas consumían los locales comerciales en la planta baja del edificio.

La niña no resultó herida porque la atajaron las personas que instaron a su madre a dejarla caer, informó el sitio de la BBC.

Al menos 72 personas murieron y más de 1.200 fueron detenidas por la policía en todo Sudáfrica desde que comenzaron los saqueos a comercios y las protestas masivas en rechazo a la detención del ex presidente Jacob Zuma, que ya cumplió la primera semana de una pena de 15 meses de prisión por desacato.

El otrora mandatario fue condenado por eludir a la justicia que lo investiga por desvío de fondos públicos durante su Gobierno. Su “desacato” le valió la primera condena a prisión a un presidente de Sudáfrica desde el fin del apartheid.

Zuma, 79 años, dejó la presidencia de Sudáfrica en 2018 y fue sucedido por Cyril Ramaphosa.

Ramaphosa afirmó esta semana que la violencia vista en las calles de las provincias de KwaZulu-Natal (donde está Durban) y Gauteng es la peor que se ha visto desde los noventas, cuando todavía existía el apartheid.