La ciudad de Nueva York no deja de sorprender por su oferta turística y este 2019 no se quedará atrás, pues sumará nuevas atracciones a los lugares que por tradición son visitados por millones de personas de todo el mundo.

Así sucederá con la Estatua de la Libertad. Un ícono de Estados Unidos ubicado en la pequeña isla Ellis por el Río Hudson, que ahora tendrá un nuevo museo para beneplácito de los visitantes.

Este 16 de mayo tendrá su apertura con exposiciones y artefactos icónicos de la estatua. La antorcha original fue trasladada al recinto cultural, y será la pieza principal de la muestra. Habrá recorridos virtuales con la historia del monumento y un mirador para tener las mejores vistas de Manhattan.

En el aeropuerto JFK tendrá una nueva piscina infinita en la azotea del hotel TWA, además de una plataforma de observación hacia la bahía de Jamaica.

Los huéspedes del hotel TWA (Trans World Airlines )tendrán acceso, aunque los visitantes podrían hacer una reservación para disfrutar de la vista desde la piscina, que en invierno se calentará a 37 grados centígrados, como un jacuzzi.

Hudson Yards es el vecindario de moda en Manhattan construida en una zona abandonada al oeste de la isla que servía como “aparcamiento” de trenes. Para convertirlo en “una ciudad dentro de la ciudad” con 4.8 hectáreas, se invirtieron 25.000 millones de dólares.

Este 15 de marzo inauguró la estructura llamada The Vessel, una compleja escalera en espiral de materiales brillantes con 2.500 escalones y entrada gratuita, diseñada por el británico Thomas Heatherwick. Costó unos 200 millones de dólares y tiene más de 45 metros de alto.

The Vessel está cerda del vanguardista centro de arte The Shed, que tiene un enorme techo móvil que se adapta a las expresiones culturales que se quieran presentar ahí.

Se invirtieron unos 500 millones de dólares, y fue ideado para acoger eventos culturales como conciertos, obras de teatro, exposiciones o conferencias en sus ocho pisos de altura y 18.500 metros cuadrados, bajo un armazón plateado de 40 metros de altura sostenido sobre seis ejes con un total de ocho ruedas de casi dos metros de diámetro.

Desde 2009 ha llamado la atención la transformación de una antigua línea de ferrocarril en un jardín abierto. En junio de este año se inaugurará el último tramo a la altura de la décima avenida y la calle 30.

Está en The High Line Spur, y destacarán exposiciones de obras de arte contemporáneas. La primera pieza será “Brick House”, un gigante busto de bronce de una mujer africana.

Pero si la visita a Nueva York incluye en el itinerario comprar ropa, a partir del 15 de junio abrirá sus puertas un nuevo outlet cerca de la estación del ferry de Staten Island.

Para los pequeños también hay opciones nuevas en el Zoológico del Bronx, con una exposición de 40 dinosaurios animatrónicos a tamaño natural y escondidos entre la vegetación. Abrió desde el pasado 15 de abril y será posible visitarlo hasta el 3 de noviembre.