El grave caso de violencia ocurrió en una escuela santiagueña, donde una chica de 12 años fue atacada por un compañero utilizando una trincheta. Se denunció otro caso anterior en el mismo establecimiento.

La comunidad de Monte Quemado no sale de su estupor tras revelarse un grave caso de violencia en las aulas. El hecho, tuvo lugar en la escuela Francisco Pizarro, cuando un alumno de séptimo grado abordó a una compañera de 12 años y le apoyó una trincheta en el cuello.

La menor sufrió una herida leve y sin consecuencias, y al regresar a su casa en el barrio Municipal de la ciudad cabecera del departamento Copo reveló lo sucedido a su madre, quien dio aviso a la policía y realizó una denuncia.

En comunicación con “Buen Día Santiago” María Esther Gómez, madre la víctima, relató que su hija se encontraba sentada cuando el agresor la tomó de atrás y le pasó la trincheta por el cuello amenazándola con cortarla, hecho que no concretó aunque logró herir a la adolescente antes de la llegada de la maestra al aula, lo cual hizo que desista en su accionar.

“Cuando llegué de trabajar me encontré con mi hija que me contó lo que pasó en la escuela. Empecé a llamar a la maestra porque nadie se comunicó para avisarme. Al otro día me fui a hacer una exposición y ahí me explicaron que tenía que hacer una denuncia, porque antes a otra de mis hijas le cortaron la cara con una trincheta en la escuela”, reveló la mujer.

“La maestra dijo que informó a la dirección pero a mi no me avisaron, no se comunicaron. “Mi hija está muy asustada. No pude hablar con los padres del chico, me dijeron que recién el miércoles los van a citar”, explicó

Grave antecedente

Gómez indicó además que otra de sus hijas sufrió un episodio similar con anterioridad, cuando un compañero le cortó la cara también con una trincheta.

“Todo sucedió en la misma escuela y se había dicho que iban a prohibir el uso de trinchetas. Le quedó una fea cicatriz”, relató la mujer.

La situación preocupa a la comunidad educativa por la inusitada violencia del alumno de séptimo grado, sobre el cual se evalúan sanciones.