La Dirección Provincial de Biodiversidad y Áreas Naturales Protegidas dependiente de la Secretaría de Medio Ambiente procedió a la liberación de un ejemplar Jote de Cabeza Roja, que fue sometido a cautiverio por una familia, manteniéndolo como mascota.

El ejemplar, fue rescatado ante el procedimiento del organismo, y debió estar durante dos meses bajo cuidados veterinarios de alimentación y suplementación hasta ponerlo en condiciones para reinsertarse a su medio natural.

Las situaciones de mascotismos por aquellos que no contemplan la majestuosidad de la fauna en su hábitat natural es un delito.