A escasas horas del cierre de listas que se producirá este sábado, comenzó a trascender los borradores de las listas que presentará el Frente de Todos para la renovación legislativa, que a juzgar por los nombres que se barajan, no presentará muchas caras nuevas. al menos en la Cámara de Diputados.

Según trascendió, en la Cámara Baja ya están anotados para ir por otro periodo de 4 años, Isauro “Taro” Molina, Marcelo Murua, Juan Denett y Ricardo Aredes, supuestamente a pedido de Lucía Corpacci, aunque en este último caso, dejaría su lugar merced a un compromiso del gobernador Raúl Jalil de algún cargo en el Ejecutivo.

Otro que repetiría es Daniel Lavatelli y Juan Carlos Rojas (apadrinado por el gastronómico por Luis Barrionuevo que también quiere colar a su sobrino, el actual concejal capitalino Maximiliano Mascheroni).

A su vez, entre las mujeres, Jimena Moreno (que reemplazo a Maximiliano Rivera que asumió como ministro en el marco del acuerdo con el barrionuevismo) sería impulsada fuertemente desde el entorno de la exgobernadora.

Por su parte, el sector Mujeres al Frente por la Igualdad, propondría la continuidad de Mónica Zalazar (aunque tienen varias postulantes de envergadura), y de los socios del FdT, el Partido Intransigente irá por la reelección de Adriana Díaz, aunque ese cupo en un lugar expectante sería pretendido por el Partido Socialista en la figura de Ely Fontao.

De Natalia Soria poco se supo, al parecer la exintendenta de Valle Viejo no tendría mucho respaldo en la mesa chica donde se definen los nombres. El único que anunció que no sigue, es Armando Zavaleta, que aparentemente iba a recibir un apoyo nacional de Agustín Rossi -en quien se referencia el espacio La Calle- pero que finalmente no habría llegado.

Con este panorama, los dirigentes y esencialmente los militantes que aspiran a ocupar un lugar en la nómina tienen muy poco margen de ser tenidos en cuenta, a menos que en estas últimas horas las negociaciones que se llevan a cabo en paralelo y en varias sedes -pero que tiene centralidad en la residencia gubernamental de Villa Parque Chacabuco- den un giro drástico a partir de la postura del primer mandatario que no estaría colocando a nadie de su sector interno, situación que estaría generando mucho ruido puertas adentro de la alianza gobernante. Es que también son varios sectores, Ramas y líneas internas que pidieron ser tenidos en cuenta, además de reconocidos dirigentes de mucha trayectoria y militancia que también aspiran a representar al partido en los ámbitos legislativos.