Comparte!

El humorista contó que dejó el cigarrillo y les envió un mensaje a los jóvenes para evitar que caigan en la adicción

Hace un tiempo Migue Granados se fijó un objetivo claro: dejar de fumar. En pos de deshacerse finalmente de su adicción, el humorista se encuentra en una lucha diaria y se lamenta haber comenzado con el vicio.

“Hace 6 días que no fumo. Me siento muy bien y muy poderoso de estar controlándolo, pero amaría no haber fumado nunca. Ahora no sería su esclavo”, comenzó a contar.

Luego, se dirigió a sus seguidores: “El pucho es un terrible hijo de puta. Así que si sos pendejo no caigas en esa, te juro que es mil veces más canchero no fumar”, escribió en su cuenta de Instagram.