Luego de ser declarado en rebeldía por no presentarse a declarar, se ordenó la captura del delantero de River Nicolás de la Cruz, en el marco de una causa que se le sigue en Paraguay por haber agredido a un grupo de policías al término de un partido disputado en el 2016. Por aquel entonces, el atacante jugaba en Liverpool de Uruguay.

La medida fue dispuesta por la Jueza penal de Garantía Hilda Benitez Vallejo luego de que De la Cruz no se presentara a la audiencia preliminar que estaba pactada para esta mañana. El futbolista tampoco envió una justificación.

El periódico paraguayo ABC Color informó que este lunes “debía realizarse la audiencia preliminar para que la jueza Benítez resuelva si hacía lugar al criterio de oportunidad solicitado por la defensa de De la Cruz y al cual el fiscal Juan Carlos Ruiz Díaz se allanó”. “Pero como el uruguayo no se presentó ni justificó su ausencia, la magistrada declaró la rebeldía del mismo y ordenó su captura en el territorio nacional”, precisa el periódico.

En la pasada Copa Libertadores, el futbolista fue apresado en la víspera del choque contra Cerro Porteño en los cuartos de final. Esta vez no afectaría su desempeño ni la concentración de cara al partido frente a Nacional, por la Libertadores (el año pasado fue detenido en la previa del partido y tuvo la ayuda del exfutbolista Nelson Cuevas para ser liberado antes del cotejo con Cerro).