Los niños son más intuitivos de lo que creemos, por eso es importante explicarles cómo seguirán siendo los próximos meses y permitirles preguntar y dar su opinión al respecto.