El Ministerio de Salud de la provincia, mantuvo ayer una nueva reunión siguiendo en el trabajo articulado que lleva adelante con las residencias de adultos mayores. En esta oportunidad, se realizó a partir de la detección de un caso positivo de una empleada.

La secretaria de Planificación y Gestión, Nora Matach explicó que a partir de los screening que se llevan a cabo en todos los geriátricos de la provincia, tanto públicos como privados, se detectó el caso de esta trabajadora que no presentaba síntomas, y que presta servicios en el turno noche de la residencia.

En este marco se activó una alerta, se contactó al dueño, quien además es el médico de la residencia; “con quien, conjuntamente con los referentes del COE, Alejandro Severini y Alejandro Santillan Iturres, trazamos las estrategias a seguir” indicó Matach.

Luego de la reunión virtual que mantuvieron, los referentes del COE con los directivos de la resistencia, acordaron aislar a los pacientes que fueron contactos estrechos de la cuidadora. Asimismo, se decidió realizar test de antígeno rápido a todos los empleados y a los 60 residentes, a pesar de haber obtenido, todos, PCR negativos. Cabe mencionar que “de los resultados de los test rápidos, 4 dieron positivo, todos los pacientes son asintomáticos u oligosintomáticos” agregó la secretaria de Planificación y Gestión.

En este sentido, Matach, indicó que “nosotros permanentemente solicitamos el envío de una planilla de control de signos vitales incluidos las saturometrías y glucemias de los pacientes”. En este sentido la médica afirmó que hasta el día de ayer, de esa residencia no había ninguna alerta ni del personal, ni de pacientes. Este screening se suma a todas las acciones de control y asistencia que se vienen desarrollando en conjunto con el Programa de Adultos Mayores, Desarrollo Social y los Municipios (Capital, Tinogasta, Belén, Valle Viejo) en los que se encuentran estas residencias.

“Están aislados y monitoreados”

El dueño de la institución, Sebastián Vega (video) y también médico a cargo, agradeció la rapidéz en que se trabajó desde el Ministerio de Salud y por la asistencia. “Vamos a continuar trabajando de manera coordinada con el Ministerio como lo hicimos del minuto cero. Agradezco la preocupación y la predisposición que tuvieron hasta el momento y que seguramente lo van a seguir haciendo. Quiero comunicarle a los familiares que los cuatro pacientes están aislados estrictamente y que se va a ir monitoreando constantemente la evolución de ellos”.

Vega aseguró que desde el 10 de marzo se suspendieron las visitas y que se cumple con todos los protocolos y cuidados dentro de la institución.

Asimismo, Nora Matach resaltó que cuentan con todos los elementos de protección personal, tienen tubos de oxígeno y todo lo necesario en cuanto a demás insumos. La médica afirmó que igualmente, “van a ser monitoreados por el COE y se evaluará la posibilidad de mandar un enfermero a trabajar en el lugar en la asistencia al personal existente y se estará evaluando permanentemente la necesidad de trasladar algún paciente al Malbrán”.

Los dos geriátricos que faltan serán testeados en esta semana.

Foto / Ilustrativa