Parece que imitar a Antonín Panenka en los penales ya es una moda que llegó para quedarse en el fútbol a nivel mundial, pero en la liga de Australia hay un jugador que ha llevado esta ejecución a un nivel impensado. El futbolista francés Eric Bautheac, mediocampista del Brisbane Roar, anotó uno de los goles con mayor suspenso de la historia al intentar la clásica definición que lleva el nombre del legendario jugador checoslovaco.

En un encuentro disputado en el Suncorp Stadium se enfrentaban Brisbane Roar FC y Adelaide United por la A-League, la máxima categoría del fútbol de Australia. Corría el minuto 15 de la segunda mitad y el juego estaba igualado 2-2, cuando el árbitro dio un penal a favor de Brisbane. El encargado de patearlo era el francés Eric Bauthéac, quien sorprendió al mundo con su tiro.

Bauthéac intentó un golpeo suave “a lo Panenka” pero su disparo salió raso por el centro de la portería. El guardameta Paul Izzo ya se había volcado hacia la derecha, mientras la pelota rodaba muy lentamente por el centro. 

Izzo, que quizá podría haber intentado algo más, vio como el balón ingresaba de forma displicente a la meta. Dicha definición de Bauthéac colocó el 3-2 provisional de su equipo. No obstante, el Adelaide United reaccionó y no se quedó de brazos cruzados, ya que lograron finalmente imponerse por 5-3.

Las imágenes que recorrieron el mundo dan la impresión de que el mediocampista galo Eric Bautheac humilló al arquero rival de forma casual, aunque él dijo después del partido que fue una ejecución deliberada y no un intento fallido. De lo que no quedan dudas es que provocó la locura de los hinchas presentes en el estadio, además de millones de reproducciones en las redes sociales.