Con una contundente victoria por  6-2 a Nacional en Montevideo tras el 2-0 de la ida, River se metió este jueves a lo grande en las semifinales de la Copa Libertadores 2020.

El equipo de Marcelo Gallardo fue de menor a mayor y, después de un arranque con una llegada por bando, se encontró con una superioridad numérica -el arquero Sergio Rochet vio la roja a los 17 por un planchazo sobre Matías Suárez- que supo aprovechar cada vez más.

A los 27 minutos, el Millonario abrió la cuenta cuando en una veloz contra Jorge Carrascal apareció por izquierda, por izquierda, hizo pasar a su marcador y colocó el balón al ángulo más lejano.hizo pasar a su marcador y colocó el balón al ángulo más lejano.  Jorge Carrascal apareció

El cierre del período tenía reservado un cruce de emociones. A los 44, Nicolás De la Cruz recibió en una posición similar a la de Carrascal y sacó un sablazo al mismo ángulo. Y a los 46, descontó Ayrton Cougo para el local.

El complemento arrancó con el tercero de los argentinos a los cinco minutos, gracias a Bruno Zuculini empujando el balón en las narices de Luis Mejía, el reemplazante de Rochet.

Después de que Rafael Santos Borré estrellara un tiro en el palo, a los nueve apareció el recién ingresado Santiago Rodríguez para un nuevo descuento, que sería el último previo a que el Millonario se hiciera un picnic en el resto del trámite. Antes, Gabriel Neves estrelló un cabezazo en el palo.

A los 21, Borré empujó un centro desde la derecha de Montiel, a los 29 repitió la fórmula y a los 34 anticipó al arquero en otra jugada muy similar. River se había ido lejísimos en el marcador y ya enarbolaba los boletos a semifinales. Allí donde ya lo esperaba Palmeiras para los cruces de enero.