Como ya es tradición, el primer día de mayo se llevó a cabo la Met Gala 2019 con una lluvia de estrellas que intentaron sorprender con sus atuendos a su llegada al Museo Metropolitano de Nueva York en la Quinta Avenida.

“Notes on Camp” fue el nombre de la muestra de este año y la temática de la gala, con la que los famosos se inspiraron para llegar lo más extravagante posible. Thalía y Salma Hayek dieron el toque mexicano al evento.

La nominada al Oscar se hizo acompañar por su esposo, el magnate François-Henri Pinault, y con un vestido Gucci se llenó de tonos dorados que abarcaron hasta su maquillaje y peinado.

El esposo de la mexicana también agregó un toque especial a su esmokin, pero siempre dejando que el centro de atención fuera ella.

Thalía se emocionó al saber que el tema para este año sería resaltar por la extravagancia, pues dijo en su Instagram que así lo ha hecho durante sus más de 30 años de trayectoria artística.

Así que este año eligió un vestido de la firma de su amigo Tommy Hilfiger, y llegó como una diva galáctica.

Con destellos azules, un corte asimétrico con un cuello estilo futurista, y un bolso en forma de bola disco, la cantante llegó con un peinado alto y detalles en las uñas con cristales Swarovski.

Posó junto a su esposo Tommy Mottola, quien solo lució una corbata brillante, para no opacar a la madre de sus hijos.

Thalía ha asistido unas nueve ocasiones a la MET Gala, donde ha estado cerca de figuras famosas mundialmente como Madonna, Anna Wintour, Kim Kardashian y Katy Perry.