Comparte!

Hoy el ministro de Salud, Dr. Ramón Figueroa Castellanos, junto a sus subsecretarios dieron un informe acerca de la situación del suministro de  insumos y medicamentos vinculados a los aportes de Nación, y la manera en que la provincia está dando solución a esta grave situación.

El ministro de Salud, estuvo acompañado por la subsecretaria de Promoción y Prevención en Salud, Dra. Gloria Barrionuevo; subsecretaria de Asistencia en Salud Pública, Dra. Claudia Palladino; el subsecretario de Planificación y Gestión en Salud, Lic. Martín Pichetto y el director del Programa Incluir Salud, Dr. Jorge Herrera Castellanos.

Figueroa Castellanos, hizo una breve presentación y señaló que “en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires nos convocamos 16 ministros de todo el país para discutir la situación de los insumos y medicamentos y el rol de la Secretaría de Salud de la Nación frente a esta dificultad; por eso vamos a realizar un informe para que toda la comunidad conozca en las condiciones que estamos trabajando hoy. Quien tiene que acordar los precios, con las empresas, los laboratorios, con los que producen reactivos de bioquímica, medicamentos de bajo o alto costo, es el Estado Nacional. Exigimos que vuelva su función de rectoría”.

Gloria Barrionuevo, expresó que “en la Subsecretaria tenemos una gran cantidad de Direcciones, hicimos un relevamiento para ver lo que teníamos y lo que nos faltaba y observamos que nos enviaban poco o directamente nada desde Nación, a pesar de la gestión intensa que realizamos mes a mes”. “Para la Dirección de Vectores no nos envían los venenos que son para las campañas para combatir la vinchuca en contra del Chagas y tuvimos que afrontar ese gasto, y desde el Ministerio se compró la Supercrin que es para matar la vinchuca; y también tuvimos que comprar Depe para fortalecernos la época del dengue”.

“En la Dirección Materno Infantil estamos sufriendo el desabastecimiento de los anticonceptivos. Tuvimos que replantear la distribución, pero no teníamos para cubrir un mes en este tema justamente por el que estamos luchando tanto como es el embarazo no”, señaló.

Asimismo, Barrionuevo remarcó que “también sufrimos con el CUR (Centro Único de Referencia) con el VIH, porque no están enviando reactivos para hacer el dosaje de carga viral. Entonces, nosotros trabajamos en forma continua con Tucumán, le enviamos las muestras y ellos hacían el control. Hoy tenemos 200 pacientes a cargo y al no proveer a ellos para que realicen la carga viral nos han permitido solamente hacer las urgencias enviar las muestras al Malbran; las urgencias son los niños, las embarazas o pacientes que necesitan saber el dosaje”.

Con respecto a lo que sucede en la Dirección de Cáncer, la subsecretaria detalló que “tampoco nos están proveyendo las drogas oncológicas del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, que son drogas de alto costo (una caja esta al precio de 400 mil pesos, aproximadamente). Nosotros del Ministerio de Salud con apoyo de otras Direcciones como Incluir Salud y Dipromesi, estamos proveyendo a los pacientes de estas drogas para continuar su tratamiento. Con respeto a las drogas de bajo costo, el ministerio hizo ya una inversión de 600 mil pesos de forma urgente para que nuestros pacientes no pierdan la continuidad de su tratamiento”.

Por su parte, la subsecretaria de Asistencia en Salud Pública, Dra. Claudia Palladino dijo que de las dificultades que se han tenido sobresale las que se refieren a la medicación ambulatoria. Explicó que “cuando un paciente va un Centro de Salud se le entregaba el tratamiento completo para que lo cumpla en su casa, esto venía a través de un programa nacional que es el CUS Remedios y, en este último año, hemos tenido mayor tiempo de espera entre la entrega de un botiquín y la  disminución en algunos medicamentos. A ello se le suma la alternancia en el tipo de medicamentos, a veces había botiquines que venían sin antibióticos o analgésicos o con muy poca cantidad y esto genera un problema serio, porque al no ser avisados con anticipación, hubo que salir a comprar jarabes, antibióticos y analgésicos con un gran esfuerzo de provincia y del ministerio. Se hicieron los reclamos correspondientes y ellos nos avisaban que tenían problemas de stocks pero si nos hubieran avisado con tiempo, se lo planifica y presupuesta, sino se hace muy dificultoso”.

“Otro tema solicitado en el mes de enero, eran las ambulancias. Solicitamos cuatro como ayuda de la Nación, en años anteriores al 2015 la provincia recibía siempre algún móvil que venía de nación y desde el 2015 no hemos recibido ninguno” señaló. Palladino indicó que “otra dificultad es en el Banco de Sangre, donde nosotros compramos los reactivos y hay un reactivo que es el de la Hepatitis C que es de alto costo que lo abastecía la Nación y este año no lo hizo; y esto significa un esfuerzo”.

“Esos últimos meses hicimos un pedido formal al CUS Remediar; observamos y nos llamó la atención que, por ejemplo una provincia recibió mil botiquines más y nuestra provincia recibió menos, pero más allá de eso, le llevamos tranquilidad a la comunidad de que esta todo cubierto”.

Mientras que el subsecretario de Planificación y Gestión en Salud, Lic. Martín Pichetto, dijo que “en Dipromesi, que hace la gestión de drogas de mediano y alto costo y prótesis de alto costo, tenemos trámites iniciados y derivados de Desarrollo Social de la Nación, ya con un año de tardanza y tuvimos un problema grave a principios del año pasado, en el mes de mayo, con los pacientes derivados a Buenos Aires que son oncológicos; y de un día para otro se cortó el servicio de hotelería y comida que eso lo brindaba Desarrollo Social de la Nación. Todo esto se está cubriendo por el Ministerio, tuvimos que organizar presupuestariamente todo porque fue de un día para otro lo de los hoteles y lo de las drogas y prótesis de alto costo también se está gestionando por acá”.

Finalmente, el director del Incluir Salud, Dr. Castellanos indicó que “nosotros en Profe o Incluir Salud, como se llama ahora, nos hacemos cargo de los pacientes discapacitados y programamos las compras, excepto las urgencias. Compramos cada 6 meses todo lo necesario para ese tiempo y la Nación venia proveyendo los medicamentos oncológicos y de alto costo, y hace dos meses se ha negado la atención y no nos mandan medicamentos oncológicos y hemos tenido que pedir ayuda al Gobierno de la provincia. La Nación nos sigue enviando la misma cantidad de dinero que desde antes del desbarajuste del dólar y los medicamentos oncológicos por cada paciente son alrededor de 500 mil pesos. A pesar de esto nosotros tenemos una compra ya de medicamentos de bajo costo y media costo que estamos entregando, tenemos la farmacia cubierta, todas las prótesis de pacientes del PROFE las estamos proveyendo, pero si no fuese porque la provincia ahora nos está ayudando, estaríamos desbarajustados”.

 Figueroa Castellanos aseguró que todo lo descripto por sus funcionarios está subsanado y garantizado por Estado provincial. “El año pasado preveíamos esta situación porque veíamos que se había cortado la vacuna Menveo, del salbutamol nos mandaron la mitad de cajas. Claramente se iba disminuyendo el aporte y a fin del año pasado cuando se hizo el presupuesto la Gobernadora a través del Ministro de Hacienda originó partidas adicionales al Ministerio de Salud. Son esas partidas las que nos están permitiendo seguir como normalmente teníamos la rutina. Las licitaciones del año pasado nos permitieron llegar a julio en algunos casos, y hasta agosto o septiembre en otros casos, ahora gastando casi prácticamente el doble estamos luchando para llegar a marzo”, explicó Figueroa Castellanos.

Para finalizar, hizo hincapié en que “el Estado provincial, por lo menos, puso 100 millones más en lo que va del año para la compra de medicamentos, descartables, prótesis y oncológicos. Hoy no tiene por qué faltar, se hicieron las compras suficientes, necesarias y se distribuye, estamos tratando de llegar a marzo del 2020, porque los primeros meses son duros, no está el presupuesto, no están acreditados los fondos, y queremos que se puedan transitar de la manera más tranquila posible”.