Maxi Brumec
Maxi Brumec

En la Primera Sesión Especial 2020 de la Cámara de Senadores celebrada esta mañana bajo la presidencia del vicegobernador Rubén Dusso, el cuerpo de Senadores aprobó, en primer lugar, la derogación la Ley N°5128 de “Regalías Mineras”, y dio sanción definitiva la nueva Ley de Determinación y Uso de Regalías Mineras para la Provincia de Catamarca N° 5.642. Se trata de una norma creada de forma conjunta entre Senadores y el Poder Ejecutivo, estableciendo una nueva forma de administrar los recursos fruto de la actividad.

Al momento de tratar la derogación de la ley N°5128, el senador por la capital, Maximiliano Brumec, pidió la palabra, expresando en primera instancia que el cuerpo de senadores no estaba de acuerdo en simplemente derogar dicha normativa sin una ley superadora que complemente: “En esto quiero reconocer al Ejecutivo porque ha trabajado junto a los senadores, de los cuales tengo el orgullo de decir que son creadores de esta nueva ley, que es superadora para la provincia, que habla de políticas de estado”, dijo Brumec, aclarando que se necesitaban de una ley de acuerdo a lo que estipulado la Constitución, donde se especifique el porcentaje que corresponde a cada departamento.

Al hacer uso de la palabra, el presidente la Comisión de Minería en el Senado, Jorge Solá Jais, apuntó: “Siempre en Catamarca hemos sostenido que la Minería era política de Estado. Lo decimos ahora y también lo hemos dicho cuando el Justicialismo era oposición en Catamarca”.

Fue en este punto que el Legislador por el departamento Belén hizo mención a la sanción de la Ley de Regalías Mineras del año 1993 y, luego, la adhesión a la Ley Nacional de Inversiones Mineras, “todo ello, en el convencimiento de que la minería, y los beneficios de ella para Catamarca, tienen que ser la herramienta que nos permita como comunidad trazar ejes de desarrollo  colectivo”.

“Nuestra postura; no es acomodaticia, estuvimos siempre apoyando con el debate y votos para dar marco jurídico a los procesos mineros y las derivaciones resultantes de esta actividad”, manifestó Solá Jais al agregar en otro párrafo que “el modelo de gestión actual nos obliga a replantearnos un diseño nuevo de determinación de los recursos y a ejecutar una modalidad de gestión de dichos recursos; en donde los resultados de las políticas de Estado se plasmen en beneficio concreto de la sociedad”.

Entendiendo que “hoy podemos  revertir el estado de situación actual, superando las barreras de las mezquindades y dándoles a los catamarqueños un nuevo paradigma del uso de uno de los beneficios que deja la minería”, el senador subrayó que la nueva Ley “le permitirá a toda la Provincia un gran crecimiento”.

En el mismo sentido, Solá Jais señaló el respeto a “rajatabla” de lo que norma la Constitución Provincial en relación a la participación de los departamentos donde se encuentre situado el yacimiento minero, considerando que “siempre las decisiones serán tomadas por todo el arco provincial que ostente representación institucional, es decir: las comunidades a través de sus concejales e intendentes propondrán las obras que, incluidas e imputadas en el presupuesto que será aprobado por las cámaras, serán ejecutadas por el Poder Ejecutivo”.

“Todo cambio genera incomodidades. Las grandes transformaciones son el resultado de la aplicación de medidas, a veces incomodas o a veces diametralmente distintas al famoso uso y costumbre, pero cuyos resultados son exitosos”, consideró el senador por Belén tras sostener que “el modo o el método para la distribución de las regalías que se venía empleando ya caducó. La historia pondrá las cosas en su lugar y nosotros hoy, señores senadores, tenemos la oportunidad de apoyar esta propuesta del Ejecutivo, en cuya construcción del texto hemos participado estrechamente”.

El senador por Santa María, Raúl Chico, por su parte manifestó: “A partir de ahora, la sociedad catamarqueña debe saber que las regalías mineras van a empezar a tener el fruto que debieron tener siempre, lo cual va a significar un gran impulso a la licencia social, a la que prefiero llamar “conveniencia social”, puesto la minería se va a empezar a ver y eso es uno de los principales argumentos para aquellos que no están convencidos de que debiera haber minería en Catamarca”. A su vez, Chico expresó que confía en que el ejecutivo provincial sabrá llevar adelante las obras que son necesarias, así como también confía en que los senadores tendrán directa incidencia en la utilización de dichos recursos, considerando que su utilización se aprobará en el presupuesto anual y a eso deben aprobarlo los legisladores. “Ya no va a ser una decisión unilateral, en este caso de los intendentes, la que va a definir el destino de estos recursos, sino que vamos a tener oportunidad de entablar un contacto directo con la sociedad y los actores económicos, sociales, productivos y del turismo para que, en conjunto con los intendentes por supuesto, podamos definir qué es lo que tenemos que hacer en nuestros pueblos, ciudades, departamentos y campos con los recursos, permitiendo así un consenso mucho más amplio y que la gente pueda ver para qué sirven la minería y las regalías mineras”, cerró el legislador.

El senador por Santa Rosa, Raúl Barot, como representante de un departamento no minero, y en su carácter de presidente de la Comisión de Presupuesto, expresó que la nueva ley significa “una oportunidad histórica que brinda reglas claras tanto para los departamentos mineros como a aquellos que no se dedican a la minería”.

Durante el tratamiento de la normativa, tanto los representantes de los departamentos de Andalgalá como Antofagasta de la Sierra, Tinogasta y Valle Viejo manifestaron con argumentos su acompañamiento a la nueva normativa por su carácter inclusivo y de transparencia.