Las pulseras fueron instaladas mediante un oficio judicial en el que se solicitaba la entrega y colocación de los dispositivos, que serán monitoreados las 24 horas.

El día de ayer, la directora de Coordinación Institucional del Ministerio de Seguridad, Deborah Dumitru, junto a personal capacitado del Servicio Penitenciario, realizaron la colocación del primer sistema de monitoreo dual para la protección de las víctimas de violencia de género.

Las pulseras fueron instaladas mediante un oficio judicial en el que se solicitaba la entrega y colocación de los dispositivos, que serán monitoreados las 24 horas. Este sistema está compuesto por dos artefactos electrónicos con geolocalizador y comunicador para la víctima y una pulsera o tobillera electrónica con unidad de rastreo satelital para el agresor. Esto permite conocer en tiempo real la ubicación del hombre violento y su localización con respecto a la víctima; controlando de esta manera que se cumplan las restricciones perimetrales establecidas por la justicia.

Estos dispositivos electrónicos, fueron gestionados por el ministro Gustavo Aguirre, en virtud del convenio firmado oportunamente entre el Ministerio de Seguridad de la provincia y el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, quien puso a disposición los primeros 150 elementos tecnológicos, que están siendo distribuidos según la demanda.

Este sistema de monitoreo es un mecanismo de prevención, seguimiento y protección de la víctima, para asegurar que se cumplan las medidas de restricción establecidas por la justicia en casos de alto riesgo.

Con respecto al monitoreo del agresor y la víctima, personal calificado trabaja en la Central del SAE 911 donde se controla en tiempo real el movimiento tanto de la víctima como del acusado, en caso de que este último viole la restricción de acercamiento se activan las alarmas en la central de monitoreo y de manera inmediata se envía personal policial para su control.