Se cumplen 18 años de la trágica muerte del artista catamarqueño Walter Olmos, máximo referente popular que dio la provincia y que con tan solo 20 años se quitó la vida en una habitación de hotel mientras jugaba con un arma.

Walter, quien era considerado el heredero de Rodrigo, llenó estadios en todo el país y llevaba vendidos más de 200 mil discos.

 El 8 de septiembre de 2002, y mediante las clásicas placas rojas de Crónica TV, los argentinos se enteraban de que había perdido la vida de manera trágica una estrella de la movida tropical de 20 años que, para muchos, era algo más que el discípulo de Rodrigo y de Carlos “La Mona” Jiménez.

En medio de la noche, los fans y los móviles de televisión comenzaron a rodear el hotel, ubicado en la calle Estados Unidos, entre la sorpresa y las lágrimas.

Walter Olmos nació en nuestra provincia un 21 de abril de 1982, en plena guerra de Malvinas. Su madre, Noemí, lo tuvo con apenas quince años. Lleno de privaciones y en una familia numerosa y humilde. Fue el primero de nueve hermanos, criándose en las calles de la capital de la provincia, donde  trabajo de lustra botas hasta convertirse en un ídolo popular.

La música de “La Locomotora” como era considerado en el ambiente de la movida, sigue vigente en la gente, sonando en cada evento y fiesta popular con temas clásicos como Adicto a Ti, Por lo que yo te quiero, Chico de la Calle entre otros.