La nave sufrió una falla mecánica y el piloto tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia. Al llegar a tierra la aeronave se incendió y se perdieron todas las dosis. Tres tripulantes sufrieron heridas leves.

El helicóptero Bell 212, una nave de la Fuerza Aérea uruguaya que trasladaba dos cajas de vacunas de Pfizer, sufrió un desperfecto mecánico que obligó al piloto a realizar un aterrizaje de emergencia alrededos de las 2 de la mañana.

Cuando la aeronave tocó tierra en el kilómetro 184 de la ruta 9, una zona rural a 30 kilómetros de la ciudad de Rocha, se incendió y se perdieron todas las dosis. Los tres tripulantes que viajaban a bordo están fuera de peligro aunque sufrieron traumatismos leves y permanecen internados en observación uno en el hospital local y los otros dos en el Hospital Militar.

El viaje que realizaba este helicóptero formaba parte del plan de distribución del tercer envío de vacunas de Pfizer que llegaron el miércoles por la noche al país. Las cajas contenían con las que se iba a vacunar a unos 300 adultos mayores de 80 años. “Lo más importante de esto es que no hubo que lamentar ninguna vida”, declaró el director de Salud de Rocha, Diego Pintado.

Ante el repunte de contagios y la presencia de peligrosas variantes en varios departamentos del país, Uruguay suspendió las clases presenciales hasta Semana Santa inclusive y dispuso el cierre de las oficinas estatales. A su vez, quedaron cancelados todos los espectáculos públicos hasta el 12 de abril.