Comparte!

Los presidentes de la Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay anunciarán durante la cumbre del Mercosur , el miércoles, en Santa Fe, la eliminación del cobro del servicio de roaming al viajar en el Mercosur.

Esa será la principal declaración que arrojará el encuentro del bloque regional, en la primera reunión de los mandatarios tras la firma del acuerdo con la Unión Europea (UE).
La decisión será dada a conocer por Mauricio Macri, Jair Bolsonaro, Mario Abdo Benítez y Tabaré Vázquez en el cierre del encuentro en Santa Fe, en el que el mandatario argentino le entregará la presidencia pro tempore a su par brasileño. Así, los habitantes de la Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay podrán usar sus teléfonos celulares en cualquiera de los otros tres países sin tener que pagar adicionales, como ocurre entre los miembros de la UE.
La implementación de la medida, según pudo saber LA NACION, tiene como requisito la aprobación de cada Parlamento.
El objetivo es lograr “un mejor y más económico” servicio a los usuarios, y “consolidar” la integración de los miembros del Mercosur. Se trata de la finalización de una negociación que se llevó adelante en la Comisión de Comunicaciones del Mercosur y que tuvo en el vicejefe de Gabinete, Andrés Ibarra, a uno de los que encabezaron al grupo argentino en el acuerdo.
Si bien en un principio se hablaba de alcanzar una eliminación en forma “progresiva” del cobro del servicio de roaming, finalmente se optó por hacerlo de forma inmediata. Algo que se trabajó con las empresas de telecomunicaciones.
La declaración es la culminación del trabajo que hizo la comisión en mayo de este año en el Palacio San Martín, donde la posibilidad de avanzar tomó otro impulso. Ahí, en el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) habían destacado que el tema fue uno de los puntos principales de la agenda, en la que también se discutieron asuntos postales, de radiodifusión y radiocomunicaciones, y de servicios públicos de telecomunicaciones.
La decisión se suma al anuncio que realizaron en marzo Macri y su par chileno, Sebastián Piñera -también estará presente-, quienes confirmaron que a partir de mayo del año próximo se eliminará el roaming entre ambos países.
El sexto mandatario que dirá presente en la 54» Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur, que tendrá lugar en el Centro de Convenciones Estación Belgrano, entre el 15 y 17, es el presidente de Bolivia, Evo Morales, quien también celebró el impacto que tendrá el tratado con la UE para su pueblo.
Envalentonados tras la firma del acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur, cuya negociación llevó más de 20 años, los países miembros buscarán renovar el bloque regional.
Nuevos debates
“Hay que hacerlo más flexible”, explicaron fuentes oficiales.
Ese es uno de los objetivos centrales que impulsará en la discusión interna la cancillería argentina. El tratado con la UE, según describieron fuentes involucradas en el debate, “facultó y aceleró” este tema.
Un punto central es liberar a los países para negociar con otras naciones, aunque no estén todos los integrantes del Mercosur de acuerdo. Hoy los cuatro miembros del bloque tienen poder de veto, lo que dificulta esa posibilidad. Ahora lo que se busca es que no todo requiera del consenso de todos.
“El Mercosur debe ser una plataforma que se integre con el mundo. El acuerdo con la Unión Europea fue un paso, ahora tenemos que modernizar al bloque”, dijo a LA NACION el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Horacio Reyser.
Según Reyser, jefe del equipo negociador de la Argentina, tras la firma del tratado “se consolidó el Mercosur”.
También se discutirán los avances para cerrar otros acuerdos que ya están en marcha. En particular dos que están muy avanzados: EFTA (que integran Suiza, Islandia, Noruega y Liechtenstein) y Canadá. El primero podría resolverse en agosto, mientras que en el segundo caso la expectativa está puesta en el primer trimestre del año que viene.
También habrá una mención al diálogo que llevan adelante la Argentina y su principal socio comercial, Brasil, para avanzar con un tratado de libre comercio con Estados Unidos. Algo que el propio Macri oficializó en las últimas semanas.
Y como ocurre en cada reunión del Mercosur, además, se hablará sobre la crisis política y social que atraviesa Venezuela.
Pero en esta oportunidad con una particularidad, la Argentina recibirá a sus socios en plena campaña electoral, en la que el Presidente buscará su reelección, y tiene entre sus ejes discursivos la comparación de lo que ocurre en el país caribeño bajo el régimen de Nicolás Maduro y la posible vuelta del kirchnerismo al poder.
“No funciona nada en ese país”, lanzó Macri el viernes desde Córdoba.
Claves de la Cumbre
Eliminación del roaming. Los presidentes de la región anunciarán el miércoles, en el cierre de la reunión en Santa Fe, la eliminación del cobro del servicio en el Mercosur
Flexibilizar el bloque. Buscarán liberar a los países para que negocien con otras naciones, aunque el veto de los cuatro integrantes dificulta la posibilidad
Venezuela. También será eje de un fuerte debate la condena a la crisis humanitaria en la que se encuentra el pueblo de ese país por el régimen de Maduro