Un hombre amenaza atentar contra su vida esta mañana en las oficinas de la Subsecretaría de Familia ubicadas en el CAPE, en reclamo de que le permitan ver a sus hijos que permanecen en la Casa Cuna.

El sujeto lleva botellas de alcohol en sus manos, se encadenó frente a las instalaciones y asegura que se prenderá fuego si no recibe respuestas por parte de algún funcionario del área.

Comentó que es padre de cuatro menores y que fue discriminado ayer cuando asistió al lugar con la intención de verlos y no se lo permitieron, explicó tras reconocer que atraviesa problemas por una adicción a las bebidas alcohólicas.

Personal policial está apostado en el lugar a fin de evitar que se desate una tragedia.