La mamá del joven que manejaba el vehículo pidió disculpas frente a cámara. “Si no paga el hijo, que lo haga el padre”, dijo el hermano de la víctima.

Un adolescente de 14 años que conducía un auto atropelló y mató a un hombre, identificado como Elisandro Ramón Tevez Aranda (47), en la localidad bonaerense de González Catán, mientras que un niño resultó herido y tuvo que ser hospitalizado.

Esta mañana las dos familias involucradas en la tragedia se encontraron en el lugar de los hechos. En un principio la madre del joven que manejaba el vehículo pidió disculpas a los allegados de la víctima.

“Mi marido le enseñaba a manejar despacito”, dijo a TN y siguió: “Somos buena gente, somos maestros”. Fue en ese momento cuando el hermano de la víctima intervino y dijo: “Mientras mi hermano está muerto y estoy esperando enterrarlo, su hijo está vivo, en la comisaría con una custodia”.

“¿Dónde están las pericias de que su hijo frenó? A 40 metros lo tiró, a mi hermano no me lo devuelve nadie. Quedaron cuatro nenes y una mujer sola, mientras su hijo jugaba. Quiero justicia. Si no paga el hijo, que lo haga el padre por no enseñarle al hijo que el auto es un arma”, dijo.

Luego siguió: “Hay un registro que se tiene que hacer por ley, no puede salir con el auto a matar gente. Con 14 años, le diste un arma y mató. No la voy a escuchar. Usted no tiene consciencia de que su hijo mató”.

 

Mientras tanto, la mamá del joven seguía pidiendo disculpas y expresó: “Sin permiso sacó el auto, dio una vuelta, volvió, dijo que lo iba a guardar, ahí fue a dar otra vuelta más y ahí fue cuando pasó. Él nunca se enteró de lo que pasó, estaba en shock”.

“También quiero justicia y quiero que la familia tenga paz. Les pido perdón, les doy mis condolencias y desde el minuto 0 me puse a disposición. Entregamos a mi hijo, que hagan lo que corresponde. Es una locura lo que pasó”, finalizó.