Las condiciones climáticas en Rusia retrasaron el despegue del AR1065, que llegaría mañana por la tarde a nuestro país.

Seis horas después de lo previsto, partió desde Rusia el vuelo de Aerolíneas Argentinas que trae una nueva tanda de vacunas Sputnik V contra el coronavirus.

El vuelo AR1065 despegó del aeropuerto Internacional Sheremétievo a las 2:02 de la madrugada de nuestro país, luego de una pronunciada demora en la carga de las 400.000 dosis que trasladará hacia nuestro país, y está previsto que llegue a la Argentina mañana por la tarde.

El por momentos temporal de nieve ocasionó congestión en el tráfico del aeropuerto y demoró las operaciones de carga, tanto de la aeronave argentina, como de otras compañías, bajo una temperatura de 15 grados bajo cero.

El vuelo de Aerolíneas Argentinas a Moscú había partido la noche del miércoles, bajo la denominación de AR1064, a las 23:08, desde Ezeiza, y llegó al aeropuerto Sheremétievo a las 20:16 (hora local).

Tal como ocurrió con los otros dos viajes, este vuelo a Moscú se concreta de forma directa -sin escala técnica-, concertando así uno de los tramos más largos realizados en la historia de la compañía.

La travesía está a cargo de 10 tripulantes, entre pilotos y copilotos, que se irán alternando al comando de la nave, a los que se suman despachantes, técnicos y personal de carga, para llegar a 18 personas.

La tripulación está compuesta por los comandantes Fernando Carlos Castillo, Julio Luis Carballada, Gastón Miguel Altoe y Ariel Gustavo Mota, y los copilotos Gerardo Héctor Terenzani, Hugo Martín Batisteza, Tomás Fabián Magyari, Francisco Javier Obregón, Roberto Walter Casañe y José María Aguer, a los que se suman ocho tripulantes, entre mecánicos, despachantes de cargas y técnicos.

El primero de los vuelos que transportó una partida de vacunas llegó a la Argentina el 24 de diciembre pasado, con 300.000 dosis, en tanto el segundo lo hizo el 16 de enero con la misma cantidad, mientras que el tercero arribó a Ezeiza el jueves 28 de enero, con 240 mil dosis, de las cuales 20 mil fueron destinadas a Bolivia.

La aeronave había aterrizado en Moscú a las 14:16 hora de Argentina, tras un vuelo de poco más de 15 horas, luego de despegar el miércoles por la noche a las 23:08 desde el Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini para concretar el cuarto vuelo que la compañía de bandera nacional realiza a territorio ruso para trasladar vacunas.